El presidente de Planeta, José Creuheras, durante la rueda de prensa ofrecida hoy previa al fallo del Premio Planeta 2018.  EFE/Andreu Dalmau.

Así ganan (y pierden) dinero los Lara en Planeta

stop

La familia Lara exprime Planeta de Agostini y el negocio europeo mientras sufre para rentabilizar el negocio latinoamericano

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente de Planeta, José Creuheras, durante la rueda de prensa ofrecida hoy previa al fallo del Premio Planeta 2018. EFE/Andreu Dalmau.

Barcelona, 14 de febrero de 2019 (04:55 CET)

El imperio editorial del Grupo Planeta vive asentado en los beneficios, pero avanza a ritmo desigual. Si la familia Lara vio como la inversión en Banc Sabadell se llevó por delante Inversiones Hemisferio, su sociedad patrimonial, acuciada por las deudas, su negocio en el mundo del libro y el audiovisual se consolida en los números negros. Al menos en su mayoría, pues las filiales en Latinoamérica son el gran dolor de cabeza del grupo.

De este modo, la empresa logró un Beneficio Antes de Impuestos de 214,7 millones frente a los 182 millones de euros del año anterior.

Las cuentas de 2017 de Planeta Corporación revelan como la central de Editorial Planeta generó unas ganancias de 25 millones de euros. Se trata del principal sustento de un negocio que también bebió de los beneficios generados por Editis, la editorial francesa, que entre Francia y Bélgica ganó más de 50 millones de euros.

Fuentes de la empresa recuerdan que al no haber reforma educativa en Francia, el negocio galo fue más rentable que en años anteriores, pues se pudo continuar con el mismo libro de texto que su editorial distribuye en el país.

No obstante, el pulmón de la firma gala ya no solucionará la papeleta en los próximos ejercicios. El grupo presidido por José Creuheras vendió la editorial en 2018 a Vivendi por 900 millones de euros; una transacción que servirá para “invertir en nuevas líneas de negocio y fortalecer el balance”, admitió el propio ejecutivo.

Apenas a cero se quedó Audiovisual Española 2000, la sociedad que vehicula la participación de los Lara en el periódico La Razón y que le valió para ganar 46.000 euros. Por contra, la inversión de la saga catalana en Planeta de Agostini le valió par a obtener unas ganancias de 7,8 millones.

Las editoriales de Planeta 

Las distintas editoriales de Planeta también generan resultados desiguales: Espasa ganó 6,8 millones, Tusquets obtuvo un beneficio de 3,2 millones en España y Edicions 62 rozó los 900.000 de ganancias. No obstante, la editora de revistas Prisma Publicaciones perdió 1,7 millones y el negocio de los libros electrónicos también generó unos números rojos de 375.000 euros.

Pero el foco de pérdidas se centra en Latinoamérica, donde al conglomerado español le cuesta ganar dinero. La editorial Paidós, en Argentina, perdió 1 millón de euros mientras que la filial de Planeta radicada en Buenos Aires agudizó el agujero en 2,89 millones. En el resto del continente, el saldo también es desfavorable: la sociedad mexicana pierde 1,13 millones; la brasileña, 2,59 millones y la colombiana, 51.000 euros.

Las inversiones no parecen concentradas en solventar las dificultadas en el continente. Según explicaban fuentes de Planeta hace meses, los esfuerzos del grupo se concentrarán en la división de educación, que iniciará nuevos grados de turismo y hostelería en Francia Marruecos. Mientras, se potenciará la editorial Ártica y se abrirá el melón de los e-sports gracias a un acuerdo con la surcoreana CJ Media & Entertainment para desarrollar una competición a nivel europeo. 

Más allá del negocio editorial, la línea de negocio que más ganancias reporta a la familia Lara es su participación en Atresmedia, que obtuvo un beneficio neto de 142,1 millones de euros entre enero y diciembre de 2017.

¿Y el negocio personal de la familia Lara?

Si Planeta avanza en la senda de los beneficios, con la sociedad patrimonial de la familia no hubo solución. Endeudada por la ruinosa adquisición de acciones del Sabadell hace una década, Inversiones Hemisferio encara ahora su liquidación después de deshacerse de todos sus activos por 770 millones de euros en apenas tres meses. Sin llegar a confirmarlo, el propio Creuheras admitió el cierre: "A final de año decidiremos, pero lo más probable es que liquidemos la empresa".

Inversiones Hemisferio tuvo un papel clave en la venta la editorial Editis. Fuentes cercanas a la empresa explicaban hace semanas a Economía Digital que la operación debe leerse en clave de deuda, porque la patrimonial de los Lara contaba con el 40% de la empresa. De este modo, la saga logró embolsarse 360 millones de euros directamente que le valieron para condonar parte del pasivo. 

Era el gran activo de la sociedad tras haber vendido la icónica sede de Planeta por 210 millones de euros a Blackstone y haberse deshecho del 2% del capital que todavía ostentaba de Banc Sabadell por alrededor de 200 millones de euros.

Hemeroteca

Planeta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad