Atascos más caros

stop

Los peajes suben de precio por sorpresa debido a los recortes de Rajoy

El peaje de Martorell gestionado por Abertis

28 de julio de 2012 (17:19 CET)

La operación salida de agosto será más cara de lo previsto para los conductores de las autopistas catalanas y valencianas, concretamente un 7,5% más.

Abertis Autopistas trasladará inmediatamente a sus clientes el coste de perder las subvenciones que recibía desde el 2000 para contener el precio de los peajes. La medida estará vigente desde esta media noche y afectará a uno de los fines de semana con más tráfico y también el más delicado para la fluidez de la circulación. Este sábado ya se han registrado importantes retenciones en las vías de salida de Barcelona.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, decidió primar a las concesionarias para mantener a ralla el precio de levantar las barreras. Ahora, con el Estado ahogado, Mariano Rajoy decidió suprimir esa partida sin avisar.

Efecto inmediato en plena operación salida de vacaciones: las tarifas de las autopistas que dependen de la administración central subirán el 7,5%. La AP7 y AP2, bajo la gestión de la multinacional catalana dirigida por Francisco Reynés, son dos de las vías más afectadas.

La compañía explica que el decreto ley que retira la compensación se publicó por sorpresa y sin consultarlo con el sector. El 14 de julio aparecía en el Boletín General del Estado y forma parte del paquete de recortes contenido en la letra pequeña de la modificación presupuestaria por la que, además, se establecía la subida del IVA.

Los peajes, que también están afectados por ese impuesto, volverán a subir en septiembre, concretamente en tres puntos al pasar el tramo general del 18% al 21%.

Llueve sobre mojado

Las barreras de pago que se encarecerán este domingo han sido además el escenario de las protestas anti peajes, un movimiento que se ha extendido en Catalunya para denunciar el "agravio comparativo" con el resto de España, según las plataformas convocantes.

El anuncio de subida del 7,5% en los peajes desde este mismo fin de semana ha provocado que el movimiento vuelva a resurgir. Este domingo a las 12:00 hrs. está prevista la primera de las protestas masiva en el peaje de Mollet (Barcelona).

Abertis Autopistas ha cifrado el impacto económico de la campaña anti peajes #novullpagar (no quiero pagar) en 180.000 euros, con 59.996 casos de impago. Lo que supone el 0,21% del total de transacciones desde el inicio de la insumisión, a finales de abril.

El director general de la división de autopistas del grupo, Josep Lluís Giménez, asegura que ya se han tramitado 45.776 denuncias. De estas 46 se han canalizado por la vía penal para preservar los derechos de los trabajadores, ya que se les ha tomado fotografías sin su consentimiento.

10.000 reincidentes

La media de impagos fue de 500 casos los días laborables y 1.000 los fines de semana. De los usuarios que han pasado la barrera sin pagar, unos 10.000 son reincidentes.

Giménez ha aclarado que la campaña no recibe ningún importe de las multas impuestas por los organismos competentes en España. Eso sí, si bien ha indicado que Abertis Autopistas ha reclamado el 20% de los casos de impago.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad