Atlantia tuvo que claudicar ante el Gobierno del PP. En la imagen, Álvaro Nadal, ex ministro de energía, turismo y agenda digital. EFE

Atlantia claudica ante el Gobierno para comprar Abertis

stop

Atlantia pide autorización a los ministerios de Fomento y Energía para comprar Abertis, tras la presión del Gobierno a la CNMV

Xavier Alegret

Economía Digital

Atlantia tuvo que claudicar ante el Gobierno del PP. En la imagen, Álvaro Nadal, ex ministro de energía, turismo y agenda digital. EFE

Barcelona, 21 de diciembre de 2017 (19:04 CET)

La presión del Gobierno sobre Atlantia, vía CNMV, ha dado sus frutos. La compañía italiana ha decidido solicitar la autorización a los ministerios de Fomento y Energía para comprar Abertis, según ha comunicado este jueves a la CNMV. De esta manera, la guerra de opas entre Atlantia y ACS puede demorarse todavía más.

La CNMV aprobó la opa del grupo controlado por la familia Benetton sobre la concesionaria española pese a que no pidió autorización al Gobierno, lo que molestó a los ministros de Energía, Álvaro Nadal, y de Fomento, Íñigo de la Serna. Por ello, pese a que la oferta había llegado a entrar en periodo de aceptación, ambos ministros requirieron a la CNMV que pida a Atlantia la autorización de España.

Pese a que el regulador español no se ha pronunciado todavía –tenía un mes y no se ha cumplido–, la compañía italiana ha decidido tomar el camino amistoso y solicitar proactivamente la autorización del Gobierno.

“Atlantia ha optado, en beneficio de los intereses del mercado, de Abertis y de sus accionistas e inversores, solicitar las correspondientes autorizaciones como manifestación de su respeto por las instituciones españolas y su mejor disposición a que el proceso de oferta sobre Abertis no se vea ralentizado”, expresó el grupo en un comunicado.

Atlantia solicita autorización al Gobierno para comprar Abertis pero le pide neutralidad

Con este paso, Atlantia intenta que la opa no se eternice, lo que tiene un alto coste financiero para la empresa opante. Actualmente el proceso se encuentra en stand by, mientras la CNMV analiza la opa que ACS lanzó a través de su filial alemana, Hochtief. Si el grupo italiano esperaba a la resolución del regulador, o se negaba a pedir autorización, entraba en una batalla legal que se auguraba larga y costosa.

Eso sí, la compañía que dirige Giovanni Castellucci espera que la buena actitud mostrada sea recíproca y pide neutralidad al Gobierno: “Atlantia desea reiterar su plena confianza en el buen funcionamiento de las instituciones españolas y en su evaluación neutral, eficiente y objetiva de las solicitudes de autorización administrativas al tratarse de una operación de dimensión comunitaria”.

Hemeroteca

Abertis
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad