El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en el curso "La economía ante el blockchain. Lo que está por venir". EFE
stop

Bankia ultima la venta de 3.000 millones en créditos impagados e inmuebles al fondo americano Lone Star cuando todavía no tiene fecha para su privatización

Economía Digital

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en el curso "La economía ante el blockchain. Lo que está por venir". EFE

Madrid, 14 de diciembre de 2018 (11:31 CET)

Bankia continúa soltando lastre. La entidad, que está pendiente de su privatización, ultima la venta de su mayor cartera de activos tóxicos. En concreto, negocia en exclusiva con el fondo norteamericano Lone Star el traspaso de más de 3.000 millones en créditos impagados e inmuebles.

"Se informa de que en relación con las noticias publicadas en prensa en el día de hoy, Bankia confirma que está en negociaciones para la venta de una cartera de activos inmobiliarios adjudicados y cartera de créditos de dudoso cobro", explica la entidad en un comunicado a la CNMV.

Así, se desprendería de los proyectos Earth y October, según explica El Confidencial. Bankia asegura que "una vez que se concluyan las negociaciones se informará al mercado del detalle de la misma".

Las conversaciones están muy avanzadas y la operación podría firmarse entre la próxima semana y final de año. El precio podría rondar los 1.000 millones, según los precios medios que se pagan en mercado.

Lone Star competía en el proceso mano a mano con Blackstone, que en las últimas semanas ha perdido la disputa de las dos carteras frente a su rival norteamericano.

Vende 5.500 millones de activos problemáticos

Con esta venta Bankia concluirá 2018 con activos problemáticos vendidos por valor de más de 5.500 millones —a septiembre, había traspasado 2.400 millones—, casi duplicando el objetivo anual de alcanzar los 2.900 millones.

El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri aprovecha para las ventas el exceso de liquidez y el apetito de los grandes fondos para comprar ladrillo español.

Lone Star está apostando desde su equipo londinense por el ladrillo español. La cartera de Bankia será la segunda gran operación, tras la compra de gran parte de los activos de CaixaBank y su plataforma Servihabitat.

Privatización de la entidad

Mientras que Bankia se desprende de sus activos tóxicos, el Gobierno de Pedro Sánchez no descarta ampliar el plazo límite para privatizar la entidad. La fecha límite de la venta del 60,63% por parte del Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancatia (FROB) está fijada en diciembre de 2019. 

Sin embargo, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, reconoció que el Ejecutivo considerará la opción de extender el plazo con el fin de eliminar la presión sobre el precio de las acciones. Así, el Gobierno podría recuperar el máximo dinero posible del rescate de 22.000 millones de euros.

Por su parte, Goirigolzarri, también incurre en que "no parece el momento más adecuado para la privatización de Bankia". Es decir, coincide con Sánchez que también pospuso la venta de la entidad alegando el mismo motivo.

Hemeroteca

Bankia La Banca
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad