El presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados de 2018 que revelan la caída de Bershka. Foto: EFE/MF

Bershka, a la cola de Inditex: no levanta cabeza ante Primark

stop

Las ventas de Bershka en 2018 apenas crecieron un 0,5% pese a tirar de rebajas de hasta un 30% y promociones fuera de temporada

Economía Digital

El presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados de 2018 que revelan la caída de Bershka. Foto: EFE/MF

Barcelona, 16 de marzo de 2019 (11:23 CET)

Inditex echó el freno a sus ventas y beneficios en 2018, con un aumento del 3% y el 2%, respectivamente, frente a un crecimiento en 2017 del 9% en las ventas y del 7% en el beneficio. Bershka es una de las cadenas del imperio de Amancio Ortega que lastran los resultados, con un incremento de apenas el 0,5% en las ventas de 2018.

La marca de moda juvenil no levanta cabeza en el sector de la moda low cost ante la potente competitividad de Primark, pese a que los descuentos fueron constantes durante todo el ejercicio. Bershka estiló en 2018 tirar de rebajas de hasta un 30% y promociones fuera de temporada para reactivar las ventas, con poco éxito.

Bershka es una anomalía en el universo Inditex, al recurrir más que sus hermanas a los descuentos, lo que según analistas consultados por El Confidencial es "señal inequívoca de que los resultados no eran todo lo buenos que deberían". Todo esto influye en el hecho de que Inditex crece al ritmo más bajo del último lustro.

Esta política de promociones repercute en su resultado de explotación, de 327 millones de euros, un 7,3% menos que en 2017. Con todo, la cadena juvenil se mantiene como la segunda con más peso en la facturación de Inditex (el 8,5%), solo superada por Zara, que tiene un peso del 68,9% en las ventas totales del grupo (contando también Zara Home).

La estrategia de crecimiento de superficie de Inditex

El orden de importancia de Inditex pone en una tercera posición a Pull&Bear, Massimo Duti en el cuarto puesto y Stradivarius en el quinto. Stradivarius, la cadena de moda juvenil femenina, es la que más aumentó la venta por metro cuadrado y la que abandera la estrategia de crecimiento dimensional de la compañía de Ortega.

El número de tiendas de Inditex ha crecido apenas un 18% desde 2013, pero la superficie comercial bruta ha crecido a un ritmo del 44%. Las nuevas tiendas son un 39% más grandes que entonces, y en el caso específico de Zara han crecido hasta un 44%, informó Cinco Días. Inditex apuesta por abrir menos pero ensanchar los establecimientos existentes.

Zara cerró 2018 con 3,2 millones de metros cuadrados, aproximadamente el 65% de toda la superficie de Inditex, consiguiendo unas ventas por metro cuadrado de 5.534 euros, un 11% más que en 2013, cuando dio inicio la estrategia de crecimiento a través de absorciones de pequeños establecimientos por otros más grandes.

Stradivarius es la que más aumentado las ventas por metro cuadrado, pasando de poco más de 3.000 euros en 2013 a 4.985 en 2018, un 16% más. Esto lo ha conseguido aumentando la superficie de venta en ese periodo un 30% y consiguiendo un repunte en las ventas del 52%.

Inditex se desplomó en bolsa un 5% esta semana tras presentar resultados, pero logró recuperar 3.000 millones de euros de capitalización en un día al dispararse más de, 3,5% en la sesión del viernes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad