En la imagen, Primark de Gran Vía, en Madrid.

Primark crece más que nadie sin vender en internet

stop

La cadena de moda de low-cost es la marca que más crece con fuerza a pesar de no tener tienda on-line

Madrid, 05 de septiembre de 2018 (12:23 CET)

Primark es la cadena de tiendas con mayor crecimiento en Estados Unidos a pesar de que no vende ni un ingresa un solo euro en internet. Con sus resultados de crecimiento del último año, la compañía de moda de bajo coste ha derribado el mito de que las tiendas y empresas del retail deben enfocar sus ventas en la estrategia on-line para no decaer ante gigantes como Amazon.

En medio de una crisis del comercio sin precedentes en Estados Unidos con el cierre de miles de tiendas de marcas conocidas y de centenares de centros comerciales quebrados, Primark es la cadena de tiendas con mayor crecimiento durante 2017.

Primark, sin online y por encima de Amazon

La cadena de tiendas irlandesa crece incluso por encima de marcas como Amazon, de acuerdo con el último informe de la revista Stores, que se ha basado en datos de firmas de investigación de mercado como Kantar Worldpanel.

Primark, que apenas abrió los primeros establecimientos en Boston, Estados Unidos, en 2015, abrió el año pasado tiendas gigantes en ciudades estratégicas como Nueva York donde abrió una mega-tienda con más de 40 líneas de caja. La cadena aumentó su facturación en 103% el año pasado, según los datos del informe.

¿Cómo comprar en Primark online? Busca tu tienda física

A pesar de que la cadena tiene un enorme potencial de crecimiento porque tiene presencia en muy pocas ciudades, los datos de los estudios especializados auguran un futuro prometedor a Primark en Estados Unidos, el país en el que otras marcas como GAP, Quicksilver, Abercrombie & Fitch, Victoria Secret’s o American Eagle han cerrado decenas de tiendas en los últimos meses y donde las históricas Radio Shack o Circuit City han quebrado.

Pero la cadena que vende camisetas por un euro tiene negocio asegurado y no sólo entre los consumidores con mayores limitaciones económicas. Los consultores del retail recomiendan a todas las marcas centrarse en las ventas por internet hasta el punto de vaticinarles la muerte si no aumentan sus ventas online.

Pero la estrategia clara de Primark ha sido la contraria y hasta sus más altos directivos parecen jactarse de ello. “El coste para respaldar la entrega a domicilio no puede ostenerse con nuestros precios bajos”, explicó John Bason, director financiero de Associated British Foods, la empresa matriz de Primark en Londres a la publicación estadounidense.

Primark no vende por internet en Estados Unidos ni en ningún otro país. Si decide entrar a la entrega a domicilio, los precios tendrían que subir y esa línea roja no es aceptada por la cúpula de la compañía.

Su web española muestra los productos como si se tratara de una tienda online. La cadena de moda low-cost exhibe sus productos con los detalles, los colores, las tallas y los precios, pero cuando el comprador busca el botón de comprar, no se encuentra por ninguna parte y no se puede comprar online en Primark. En ese momento, la web de Primark manda un mensaje a la antigua: busca tu tienda más cercana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad