Blanco encarará más huelgas en plena campaña de Navidad

stop

Los trabajadores de la cadena de moda pararán el 9 y el 16 de diciembre

La tienda de Blanco en la calle Pelai de Barcelona. /Jordi Velert

Barcelona, 29 de noviembre de 2016 (13:29 CET)

Blanco se encamina hacia dos nuevas jornadas de huelga en plena campaña de Navidad. Serán los viernes 9 y 16 de diciembre, según confirman fuentes sindicales a Economía Digital. Los trabajadores de la empresa temen por el cobro de la nómina de noviembre ante la falta de liquidez de la cadena de moda.

Las persianas del centenar de tiendas de la enseña propiedad de AC Modus ya cerraron el 21 de octubre por una huelga en la que se implicó el 97% del personal. Tras el éxito de participación las centrales sindicales preveían organizar un parón semanal de la actividad en protesta por el ERE que amenazaba a la plantilla.

Sin embargo, siete días después de la multitudinaria huelga, la dirección retiró el ERE y los sindicatos levantaron la convocatoria de paros "como gesto de buena voluntad", según explicó la empresa en un comunicado. Los acontecimientos de las siguientes semanas han colmado la paciencia de los trabajadores.

Parálisis decisoria

El 17 de noviembre Global Leiva, la sociedad bajo la que opera Blanco, presentó un concurso de acreedores. La decisión se tomó, en palabras de la compañía, para "salvaguardar los intereses de sus trabajadores y acreedores, así como luchar por la continuidad de la actividad comercial bajo la protección de la normativa concursal".

Según adelantó Modaes.es, la solicitud de concurso se presentó en el juzgado mercantil de Toledo, pese a que la central de la empresa está situada en Alcorcón (Madrid) y la actividad de Blanco en la provincia castellano-manchega es residual.

Fuentes sindicales lamentan la parálisis decisoria a la que se enfrenta la firma, que delega cualquier decisión en el administrador concursal. Como muestra, explican que no fue hasta este lunes cuando acabaron de abonar la nómina de octubre.

Pérdidas de 22 millones

Blanco cerró 2015 con pérdidas de 21,71 millones de euros, el triple que un año antes. Las ventas de la empresa apenas descendieron. Alcanzaron los 105,24 millones de euros, un 2,2% menos que el año anterior. Parte del desajuste se explica por el aumento del gasto en mercancías. En concreto, la firma destinó 58,55 millones a este concepto, trece millones más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad