Boi Ruiz recorta pagas a enfermeras jubiladas de la sanidad pública catalana

stop

SALUD

21 de julio de 2014 (20:41 CET)

Cerca de 1.800 enfermeras jubiladas del Institut Català de la Salut (ICS) mantienen un pulso con el conseller Boi Ruiz. Su batalla se centra en recuperar la paga extra de diciembre de 2012. La Generalitat aplicó el recorte a estas trabajadoras retiradas de la misma forma que lo hizo con los funcionarios en activo.

El ICS se hace cargo de un complemento de su pensión. El grupo de trabajadoras retiradas tienen derecho a un sistema de prejubilaciones incluido en el Estatuto Marco de los Trabajadores Sanitarios No Facultativos. Esta medida permitía --si se cumplía una serie de requisitos-- empezar la jubilación a los 60 años aunque esto significase dejar de cobrar el 40% de la pensión por parte de la Seguridad Social. El ICS, con un contrato firmado a cada una de estas ex trabajadoras, se comprometió a asumir algunas partidas que, a la práctica, compensaban la diferencia.

Negociaciones

La medida se aplicó también en otras comunidades autónomas, señala una de las afectadas. No obstante, al poco tiempo, todas han rectificado a excepción de Catalunya. “Se quieren ahorrar 820.000 euros con nosotras y lo que no entienden es que arrebatan el dinero a personas mayores. Algunas superan los ochenta años”, explican.

Las afectadas aseguran que han intentado ir por las buenas. Han solicitado reuniones con el gerente del ICS y con el propio conseller con escaso éxito –sólo han logrado sentarse en una mesa con cargos inferiores-- siempre han contado con el apoyo del Col·legi d'Infermeria de Barcelona. De eso hace ya año y medio.

Vía judicial

En paralelo, la causa ha entrado en vía judicial y por ahora el único resultado avala la decisión del ICS. Fuentes del ente público indican que “el juzgado contencioso administrativo número 3 de Girona, en sentencia de 31 de enero de 2014, se ha manifestado en esta materia considerando que la supresión de la paga extraordinaria de diciembre del complemento de pensión por jubilación se ajusta a derecho”. No obstante, el grupo de enfermeras niegan que este caso en concreto se ajuste a su situación.

La batalla legal sigue. Las enfermeras tienen abiertos, como mínimo, dos procesos más. Dos juzgados de lo contencioso administrativo de Barcelona tienen suspendidas las actuaciones a la espera de que el Tribunal Constitucional decida sobre un recurso sobre el mismo tema planteado por un juzgado extremeño. “Se trata de saber si es constitucional, no de si se ajusta a derecho o no”, explican las mismas fuentes.

Hartazgo de las afectadas

Las antiguas enfermeras empiezan a estar cansadas de la situación. Se quejan de la actitud del ICS. Por ejemplo, aseguran que la empresa pública ha complicado la batalla legal al pedir que cada caso se trate de forma individual en los juzgados.

Además también señalan que ha modulado el lenguaje. En vez de hablar de pagas mensuales, utilizan la expresión percepciones salariales. “A una jubiladas”, ironizan.

Por otra parte, recuerdan que el Síndic de Greuges ya se ha posicionado a su favor y ha pedido que se proceda a abonar las cantidades exigidas. Su solicitud ha caído en saco roto. El pasado 3 de julio, en comisión parlamentaria, CiU y ERC pactaron mantener la suspensión de la paga, con el voto en contra del resto de parlamentarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad