Cabify presume frente a Uber de tener VTC, motos, patinetes y taxis

Cabify se fija en más ciudades españolas para expandirse

stop

La compañía de movilidad pone en el radar a Granada, Bilbao, Zaragoza y Mallorca como nuevos posibles desembarcos, atendiendo a la demanda de los usuarios

Madrid, 08 de febrero de 2020 (04:55 CET)

Tras años de expansión de las aplicaciones de movilidad con el desbloqueo de licencias de transporte con conductor (VTC), Cabify ha crecido tanto dentro como fuera de España. Pero en el mercado nacional todavía no ha terminado de desplegarse, por lo que ha puesto más ciudades en el radar: Granada, BilbaoZaragoza y Mallorca.

Fuentes del sector y cercanas a las compañías tecnológicas valoran que son opciones asequibles para Cabify, pero relativizan su magnitud. Son ciudades pequeñas en las que el volumen de negocio y actividad no se acercan a ciudades como Madrid, Sevilla e incluso Barcelona, donde la regulación hizo que Uber dejara de operar.

En Cabify, por contra, cuentan con datos a su favor que apuntan a que las tres localizaciones mencionadas darían un buen recibimiento a la compañía. Una pista: son los tres puntos de España en los que más descargas y consultas hay de su aplicación pese a que, no obstante, no tienen ni un coche circulando.

Zaragoza, pendiente desde hace un año

La capital aragonesa es terreno explorado por Cabify desde hace tiempo. Ya en 2019 se reunieron con los taxistas para abordar una posible alianza, sin que ésta fructiferara. 

La Cámara de Comercio de Zaragoza organizó un debate con la Asociación de Taxis, que apuesta por una regulación, y por la compañía presidida por Juan de Antonio

"De momento, por las pocas licencias disponibles, la opción sería abrir nuestra plataforma al sector del taxi", explicó durante el encuentro Mariano Silveyra, presidente de Cabify Europa. 

Pero desde aquel debate, Cabify no ha movido ficha ante la cerrazón del taxi en Zaragoza, que a la postre logró un reglamento similar al de Barcelona, en el que se obliga a precontratar a las VTC con 15 minutos de antelación.

La alternativa para la compañía española, dar el salto con estas autorizaciones, sigue en pie, pese a que el mercado es muy pequeño, tal como explican distintas fuentes conocedoras.

Bilbao, segundo punto

La ciudad vizcaína también está marcada en rojo en el mapa de Cabify. Allí ya opera su máximo rival en España, Uber, que llegó a finales de noviembre del pasado año con una flota de vehículos que no alcanzaba la treintena.

El director de Uber España, Juan Galiardo, aseguró en su momento que con su desembarco en el País Vasco, la compañía buscaba convertirse en un "aliado a largo plazo de la Comunidad" y "trabajar de la mano de las administraciones públicas y del sector del taxi para construir ciudades más habitables".

Llegó a Bilbao en un momento en el que el ayuntamiento quería poner en marcha un sistema de geolocalización de los taxis que estuviesen disponibles en la ciudad vasca para abordar picos de demanda "puntuales" ante grandes eventos, jornadas especiales e inclemencias meteorológicas.

Un coche de Uber.

La compañía californiana, la más extendida a lo largo del mundo, opera con normalidad en la ciudad después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) suspendiera cautelarmente la normativa vasca que intentó frenar su actividad. 

Uber pudo tumbar en el juzgado la aplicación de dos de los puntos más relevantes de un decreto del Gobierno vasco dirigido a regular la actividad de los servicios VTC para diferenciarlos del taxi.

La resolución supone, por tanto, terreno despejado para Cabify que, no obstante, ya ha demostrado que puede adaptarse a distintas regulaciones operando con normalidad.

Granada también tiene pegas

En el sur de España, Cabify también tiene nuevas ciudades pendientes en las que aterrizar. Y Granada es una de ellas. La aplicación ya está disponible en otras regiones de Andalucía  — segundo punto de España con más licencias VTC — , como Sevilla y Málaga. 

Allí también ha intervenido el factor regulatorio. Tanto, que desde Unauto VTC, la asociación mayoritaria del sector, se ha reprochado al Ayuntamiento de Granada en varias ocasiones su falta de diálogo para acercar posturas.

¿Por qué? Existe un recurso judicial interpuesto y pendiente de resolverse sobre las restricciones de paso a los conductores de Uber, que no pueden circular con libertad por algunas zonas céntricas como Gran Vía o Recogidas, por orden del consistorio.

La patronal Unauto, según declaró un portavoz en marzo del pasado año, esperaba que el entuerto se resolviese definitivamente, pese a conseguir ya medidas cautelares en el Juzgado Contencioso Administrativo número 5 frente a las restricciones impuestas por el consistorio.

"Creemos que el Ayuntamiento de Granada debe además ser consecuente con las recomendaciones de la consejería de Economía, que el pasado diciembre aprobó una circular con recomendaciones en defensa de la competencia", dijeron desde Unauto.

Mallorca, territorio inexplorado

Fuera de la península, Mallorca también despierta el interés de Cabify. "A nivel insular destaca el ratio de apertura de nuestra aplicación allí", dicen fuentes próximas a la compañía.

No obstante, Baleares tiene en su contra un escaso número de licencias VTC disponibles, además del precedente de FreeNow que recientemente ha abandonado la isla tras un año de aventura. 

La compañía que nació de la joint venture entre Daimler y Mercedes trabaja con una aplicación y un sistema de precontratación similar al de Cabify, con la diferencia de que solo utiliza licencias de taxis, al menos en España.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad