El fundador de Cabify, Juan De Antonio, y el director general, Vicente Pascual. EFE/Ballesteros

Cabify replicará su treta legal en Valencia para seguir operando

stop

A diferencia de Uber, la compañía española no abandonará Valencia. Cabify copiará el modelo de negocio que tiene en Barcelona

Barcelona, 30 de mayo de 2019 (13:56 CET)

Cabify, a diferencia de Uber, reafirma su voluntad de operar en Valencia pese a la normativa de la Generalitat. La compañía española comunica que seguirá operando en la capital de la región y en Alicante tras adaptar su modelo de negocio a la nueva regulación.

Cabify dejará de ser una plataforma que intermedia entre tenedores de licencias VTC y viajeros para convertirse en una compañía que ofrece su servicio a través de la sociedad Miurchi Car S.L., que forma parte del grupo y está administrada por Juan Ignacio García Braschi, jefe de finanzas de la compañía. 

Los usuarios, al igual que sucede en Barcelona, tan sólo tendrán que aceptar unos nuevos términos y condiciones por los que contratarán un nuevo servicio de transporte a través de la aplicación. Transcurridos los primeros 15 minutos desde esa aceptación, añaden, podrán solicitar su siguiente trayecto.

Los cambios de Cabify en Valencia se implantarán a partir del 1 de junio

"Cabify prestará en la Comunitat Valenciana, a través de su filial Miurchi Car SL., el servicio de transporte  — y no el de agencia de viajes —  y operará tal y como lo hacen las empresas de transporte contratadas por hoteles y otros servicios similares del sector VTC tradicional", reza el comunicado enviado por la compañía en el que se explica cuál es su nuevo modelo de negocio. 

Los aproximadamente 300.000 usuarios que la plataforma tiene en Valencia y Alicante podrán acogerse a las nuevas condiciones a partir del próximo 1 de junio. 

La compañía anuncia su decisión horas después de que Uber comunicara su retirada de Valencia. La firma californiana, a través de un portavoz, trasladó que "la entrada en vigor de las nuevas restricciones a la VTC nos obligan a suspender el servicio de UberX".

"Nuestro compromiso con la Comunidad Valenciana permanece intacto y seguimos a disposición de la Generalitat para trabajar en una regulación justa para todos", añadió el mismo portavoz. 

El decreto de la Generalitat perjudica a los usuarios

Cabify añade en su comunicado que "lamenta que el Consell de la Generalitat Valenciana haya optado por restringir las opciones de movilidad de los usuarios y poner cortapisas al desarrollo del sector de la movilidad".

La compañía recuerda que "el carácter de esta normativa es contrario al interés general y sostiene su inconstitucionalidad, circunstancias que han sido ya denunciados por distintos organismos regionales y nacionales, entre ellos Comisión de Defensa de la Competencia (CDC) de la Generalitat Valenciana".

"El poco peso otorgado a la defensa del bienestar de los ciudadanos se aprecia con claridad si se tiene en cuenta que el 98,5% de los viajes gestionados a través de la aplicación de Cabify están por debajo de los 15 minutos de espera", concluyen.

Hemeroteca

Uber Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad