Cabify vs Uber: así queda el mapa de ciudades donde puedes usar sus aplicaciones

Cabify vs Uber: así queda el mapa de ciudades donde puedes usarlas

stop

Las aplicaciones de movilidad se han expandido por España en los últimos años, con cierres excepcionales en ciudades donde la regulación se ha endurecido

Barcelona, 26 de junio de 2019 (12:25 CET)

No hay duda de que Cabify y Uber han acelerado desde su nacimiento para llegar al máximo número de ciudades posibles. Aunque el grueso de su negocio está fuera de España — Latinoamérica y Estados Unidos, principalmente—  el mercado nacional se ha convertido en una zona de máxima importancia para estas dos aplicaciones.

La compañía española, presente en diez países de Latam, mantiene en España el máximo número de ciudades abiertas: Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, A Coruña, Murcia, Barcelona, Santander y Valencia.

En algunos casos hay ciertos aspectos a tener en cuenta. En Santander, por ejemplo, la compañía ha puesto en marcha una prueba piloto en la que, además de vehículos de alquiler con conductor (VTC), puedes contratar el servicio de taxi.

Cabify está disponible en 10 ciudades de España

Se trata de un acuerdo que la plataforma podría replicar al resto de ciudades españolas. El director general de Cabify, Mariano Silveyra, aseguró ayer, martes, que los taxis incluidos en la aplicación en la capital cántabra han incrementado su facturación de manera significativa desde el lanzamiento del acuerdo.

En Barcelona y Valencia, además, la compañía ha tenido que hacer frente a cambios restrictivos en la regulación. En la capital catalana dejó de operar durante el mes de enero y volvió en febrero con un nuevo modelo de negocio: dejó de ser una plataforma que pone en contacto a chóferes y pasajeros para convertirse en una empresa de viajes, asumiendo las licencias y los vehículos de las empresas intermediarias.  

Uber: crecimiento progresivo en España

La plataforma californiana también se ha desplegado por distintas ciudades de España y lo ha hecho de forma progresiva. Llegó a Madrid en 2016; a Barcelona, en las ciudades de la Costa del Sol, a Sevilla y a Córdoba en 2018, y a Granada y Valencia este año. 

La compañía estadounidense, a diferencia de Cabify, ha optado por abandonar las ciudades en las que se ha impuesto una regulación restrictiva contra sus vehículos en favor del taxi.

Uber ha crecido de manera paulatina en España. Este 2019 aterrizó en Granado y Valencia

Uber anunció su cierre en Barcelona, donde ha descartado volver, y recientemente ha hecho lo mismo en Valencia, donde se ha impulsado una normativa inspirada en la de la Generalitat Catalana

Madrid, territorio en disputa de Uber y Cabify  

Madrid es el punto más importante para Uber y Cabify. La huelga fallida del taxi del pasado febrero, en la que se intentó presionar al ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para conseguir una normativa similar a la de Cataluña, dejó la ciudad como un campo abierto en el que ambas apliaciones podrían seguir creciendo.

Los datos del ministerio Fomento lo demuestran. La Comunidad de Madrid es la que más licencias VTC, las que utilizan los coches de Uber y Cabify, en toda España. Concentra ya 7.662 licencias, más de la mitad de las que hay en toda España (51,76%).

Allí Uber y Cabify ofrecen sus servicios con distintas modalidades. La primera ofrece tres planes: Uber X, para viajes asequibles en el día a día; Uber One, el "Uber original", según la propia compañía, y Uber Van, para viajes grupales. 

Cabify, por su parte, tiene hasta el doble de modalidades, cada una con unos precios distintos. Elabora las tarifas en base a muchos aspectos del trayecto, pero la mayor diferencia está en el precio de kilómetro. Así se comprueba al ver cuánto cuesta el plan Lite (1,17 euros por kilómetro), Kids (1,22 euros), Executive (1,75 euros), Group (2,20 euros), Acces (1,08 euros) y Corporate (1,31 euros). 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad