El portavoz de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, durante la rueda de prensa que han ofrecido este viernes las asociaciones convocantes de la huelga indefinida del sector del taxi madrileño. EFE /Rodrigo Jimenez

El taxi hinca la rodilla en Madrid: fin de la huelga

stop

Los taxistas de Madrid ponen fin a sus movilizaciones después de 16 días de paro indefinido

C.R.

El portavoz de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, durante la rueda de prensa que han ofrecido este viernes las asociaciones convocantes de la huelga indefinida del sector del taxi madrileño. EFE /Rodrigo Jimenez

Barcelona, 05 de febrero de 2019 (21:05 CET)

Los taxistas de Madrid desconvocan la huelga. Así lo han decidido en la votación que ha tenido lugar durante la tarde de este martes, tras celebrarse la asamblea de urgencia por la negativa de la Comunidad de Madrid de ayer, lunes, de regular los vehículos VTC, los que utilizan los conductores de Uber y Cabify.  El resultado ha sido el siguiente: 3522 votos a favor de seguir con la huelga, 4233 votos en contra, 60 en blanco y 22 votos nulos.

Los alrededor de 20.000 taxistas que trabajan en Madrid, que cumplen este martes su decimosexta jornada de huelga indefinida, estaban llamados a un referéndum en el que decidían si continuaban o no con los paros.

Desde las 10.00 y hasta las 18.00 horas, ocho urnas (seis para titulares de licencia y dos para conductores asalariados) instaladas en la bolsa de taxis de la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas estaban abiertas para que los taxistas decidieran, con sus papeletas, la siguiente fase de su conflicto con los VTC.

Ya a primera hora de la mañana había una larga cola ante la sede de la votación, cuyo resultado, según comentan los propios taxistas, era difícil de prever. No obstante, a primera hora de la tarde, diferentes fuentes consultadas inclinaban su postura hacia el no seguir con la huelga. 

Los representantes del sector decidieron anoche convocar esta consulta tras haberse sentido “insultados” y “humillados” por el Gobierno autonómico, que volvió a rechazar sus exigencias respecto a la regulación de los VTC.

División entre los taxistas

Lo cierto es que el taxi en Madrid vive momentos delicados. Cada taxista ha dejado de facturar una media 170 euros por cada jornada en la que ha dejado su vehículo estacionado en la calzada. El cálculo durante todas las jornadas de movilizaciones asciende a más de 1.400 euros, en función de si su licencia la explota él solo, si tiene personal asalariado a su cargo o qué días tiene de libranza a la semana. 

Tal y como explicó Economía Digital, desde la pasada semana empezaron a aparecer voces discrepantes entre los taxistas. Diferentes fuentes consultadas explicaron en declaraciones a este medio durante la tarde del pasado miércoles que la mejor salida era un cambio estrategia. 

“Si yo fuese uno de los dirigentes del comité de huelga, ponía de nuevo las urnas y que todos decidiesen qué nueva decisión se toma”, explicó uno de los miembros del taxi de Élite Taxi Barcelona, que sí pudo doblegar a la administración en Cataluña, referencia para muchos taxistas en Madrid.

Y, en medio de todo, también aparecieron críticas internas. Entre la cantidad de mensajes que se cruzan diariamente entre los grupos de Whatsapp y los foros de taxistas, hubo uno en especial que corrió con más fuerza: “Somos peor que el ejército de Pancho Villa”, rezaba el mensaje.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad