La junta de gobierno de la Cámara de Comercio de Barcelona, que preside Joan Canadell, en compañía de los consejeros Damià Calvet y Àngels Chacón. /PRESS CAMBRABCN

Canadell esconde la baja participación de las consultas de la Cambra

stop

La Cámara de Comercio de Barcelona amplia el periodo para votar en las consultas a causa de la baja participación

Josep Maria Casas

Economía Digital

La junta de gobierno de la Cámara de Comercio de Barcelona, que preside Joan Canadell, en compañía de los consejeros Damià Calvet y Àngels Chacón. /PRESS CAMBRABCN

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (04:55 CET)

La Cámara de Comercio de Barcelona que preside el independentista Joan Canadell inició a principios del pasado octubre una serie de consultas al empresario catalán. Por el momento, han realizado tres encuestas: sobre las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña, las dificultades para encontrar personal calificado y el grado de eficiencia de las infraestructuras de transporte. En la página web de la Cámara aparecen los resultados de las dos primeras, pero se omite un dato crucial: no se precisa la participación.

Las consultas han pinchado. La junta de Canadell anunció una campaña de divulgación para impulsar la participación. Solo facilitaron datos parciales de la primera encuesta, sobre la independencia de Cataluña: a fecha 14 de octubre, diez días después de iniciarse el proceso, habían participado 1.670 empresarios, según el comunicado que emitieron en aquella fecha. El número de participantes equivale a menos del 10% de los votantes que tomaron parte en las elecciones camerales del pasado mayo y al 0,3% del medio millón de empresas censadas.

Ante esta bajísima participación, la Cámara de Barcelona amplió sine die el periodo para votar en las consultas. En su página web indican que el sistema sigue en “fase piloto” y que, en los próximos meses, introducirán mejoras de usabilidad.

Para participar en las consultas se requiere un certificado digital –solo en la primera vez– que acredite la autenticidad del emisor. Una vez registrado, se emite la opinión mediante el sistema de usuario y contraseña.

Pese a que las consultas siguen abiertas, en la página web de la Cámara de Barcelona aparecen los gráficos en forma de pastel con los resultados. Así, a la pregunta de “¿cuáles creéis que serían las consecuencias económicas para vuestra empresa si Cataluña fuese un Estado propio integrado en la UE?”, un 76% contestó que serían “positivas”. Otro 15%, las consideró “poco significativas”; un 5%, “inciertas”; y un 4%, “negativas”. Sin embargo, no se concreta la participación.

En la segunda encuesta, en la que se pregunta por las dificultades para encontrar personal calificado, un 44% contesta que hay dificultades, pero que no han impedido cubrir las plazas; mientras que un 35% indica que las dificultades llegan al extremo de no cubrir algunos puestos de trabajo. Curiosamente, la Cámara ha difundido los resultados en porcentajes, pero sin ningún dato de participación.

De la tercera consulta, sobre infraestructuras, no se ha facilitado ningún resultado y, obviamente, tampoco participación.

Emergen los críticos a Canadell

El empresario José María Torres, que se ha erigido en la voz más crítica contra Canadell en el pleno de la cámara barcelonesa, calificó las consultas de “fracaso” por su baja participación.

También consideró que pregunta sobre la independencia era tendenciosa porque se deba por echo de que Cataluña continuaría dentro de la UE. Indica que la “primera” consulta que debería hacer la actual junta es sobre la desafección de los empresarios hacia las cámaras de comercio, en cuyas elecciones vota una mínima parte del censo.

La Cámara de Comercio de España que preside José Luis Bonet calificó de “lamentable” la consulta sobre la independencia. Canadell ostenta la vicepresidencia segunda de la cámara española.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad