El empresario José María Torres en la rueda de prensa que ofreció este viernes en el Colegio de Periodistas de Cataluña. /ED

La oposición al independentista Canadell toma cuerpo en la Cambra

stop

El empresario José María Torres muestra su “preocupación” porque la Cámara de Comercio de Barcelona actúa como “altavoz” de la ANC

Josep Maria Casas

Economía Digital

El empresario José María Torres en la rueda de prensa que ofreció este viernes en el Colegio de Periodistas de Cataluña. /ED

Barcelona, 29 de noviembre de 2019 (13:02 CET)

Por primera vez, un miembro del  pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona convocó una rueda de prensa para mostrar su “preocupación” por el hecho de que la institución que preside el independentista Joan Canadell se convierta en el “altavoz” de la Asamblea Nacional Catalana.

Este miembro del pleno cameral es José Maria Torres, presidente de la compañía de servicios tecnológicos Numintec. Advirtió este viernes que la cámara barcelonesa actúa como “altavoz de la ANC en vez de defender los intereses de los empresarios”.

“Es como si yo ganase las elecciones del Barça y convirtiese el campo en un huerto para patatas”, indicó Torres, para subrayar que Canadell no se está centrando en la dinamización empresarial cuando este debería ser su objetivo. La oposición interna a Canadell está alzando la voz.

Al inicio de la rueda de prensa, Torres dejó claro que hablaba a título personal, como empresario, y no como miembro de Pimec, pese a que ocupa un puesto en el pleno cameral en representación de la patronal que preside Josep González. Indicó que, “si Pimec quiere dar una opinión específica sobre la Cámara, serán sus comunicados o su presidente quien emitirá ese juicio”. Por el momento, ni Pimec ni González se han pronunciado sobre la gestión del independentista Canadell.

Torres reconoció que la victoria de Eines de País –candidatura auspiciada por la ANC– en las elecciones camerales del pasado mayo les pilló por sorpresa. Cargó contra Canadell por sus mensajes en las redes sociales, pro considerar que corresponden a un activista de la independencia y no a un presidente de una cámara de comercio.

Desde una institución como la Cámara “ataca continuamente contra todo lo que no es de su ideología”. Indicó que le “ofendió” que Canadell preguntase “¿pero quién se puede sentir español?”, cuando “yo me siento orgulloso de ser español y catalán”.

Código de buenas prácticas

Recordó que el código de buenas prácticas de la Cámara obliga a actuar con “independencia”, “neutralidad” e “imparcialidad”.

Reconoció que en el pleno de la Cámara de Barcelona no hay una oposición organizada contra Canadell, pero añadió que sería “buena” y “necesaria” que se formara un grupo  de “oposición constructiva”. En realidad, esta oposición está tomando cuerpo.

En el próximo pleno, Torres propondrá que las sesiones se emitan en streaming para que la actividad de la corporación sea más conocida entre el empresario.

También critico las consultas que ha realizado la Cámara de Barcelona desde que Canadell llegó a la presidencia el pasado junio. De momento, han realizado tres encuestas, de las que no se han precisado la participación.

La primera consulta preguntó por las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña. Diez días después, habían contestado 1.650 empresarios, que equivalen a menos del un 10% de los que votaron en las elecciones del pasado mayo.

Torres considera que esta consulta es tendenciosa y se saldó con un fracaso de participación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad