En la imagen, Carlos Slim, primer accionista de FCC. EFE/Sáshenka Gutiérrez

Carlos Slim se embolsará su primer dividendo en FCC

stop

La constructora dobla beneficios hasta los 251 millones y recorta la deuda el 25%. “Los números hablan por sí solos”, celebran

Barcelona, 27 de febrero de 2019 (17:10 CET)

El magnate mexicano Carlos Slim ya vislumbra los frutos de la inversión en FCC. Después de que en 2014 aterrizara en la constructora española y tras poner más de 1.500 millones de euros en sucesivas ampliaciones de capital, el multimillonario se prepara para recoger su primer dividendo. “Los números hablan por sí solos”, celebran en la compañía después de doblar los beneficios.

Con unas ganancias de 251 millones de euros, un Ebitda de 861,2 millones de euros y un recorte de la deuda del 24,8% en 2018, FCC señala que ya cumple los ratios pactados con la banca para recuperar el dividendo, suspendido desde 2013.

No obstante, el conglomerado ya está en los índices de deuda y Ebitda que pactó con las entidades: el pasivo debe ser inferior a cuatro veces el resultado de explotación. En 2018, al fin se cumplió.

“La remuneración a los accionistas es una decisión que, en su momento, corresponde tomar al consejo de administración y a la junta”, dijo de forma oficial el director de mercados y control, Miguel Coronel.

Con el 81% de las acciones, el propio Slim fue más claro en el último investor day de FCC. “La fortaleza financiera lograda por la compañía permite que ya se pueda tomar la decisión conveniente”, explicó en marzo.

Añadió que, en su opinión, la política de dividendos debe ser relativamente "estable y creciente" y subrayó que dependiendo de las inversiones que se hagan en los próximos meses "se presentará un planteamiento a la junta" de FCC.

Casi 200 millones en dividendos para Slim

Un lustro después del último dividendo, los accionista de la compañía, entre los que también se encuentra Esther Koplowitz, volverán a ser premiados. De repetir los 0,65 euros por acción de 2013, Slim se embolsaría casi 197 millones de euros.

La cifra, eso sí, queda a años luz de los 42 euros por título de 2001. El dividendo se desplomó, como recuerda El Español, y no fue hasta el año 2007 cuando recuperó el euro.

Slim no descarta buscar socios

Con la renovada salud de FCC, Slim también aseguró en marzo que no descarta vender activos del grupo o dar entrada a nuevos socios en sus diferentes negocios, como en el caso de Aqualia (de la que ha vendido el 49 % a IFM), siempre y cuando la operación convenga a la empresa y sus accionistas.

"Estamos abiertos a hacer lo que le convenga a la empresa y a los accionistas y siempre porque sea conveniente no porque sea una necesidad", dijo, quien apuntó que cuando entró en la compañía en 2014 se malvendían activos por la situación en la que se encontraba. Por otro lado, Slim aseguró que no tiene pensado salir de la compañía y que su participación es “permanente”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad