Los jamones Sierra Alpujarra, de Comapa, denunciados por contener gusanos y por ser fabricados con cerdos polacos, a la venta en Carrefour. /ED

Carrefour se deshace de la marca de jamones en mal estado

stop

Carrefour dispara las devoluciones a Comapa, su proveedor estrella de ibéricos, tras el escándalo de los gusanos

David Placer

Economía Digital

Los jamones Sierra Alpujarra, de Comapa, denunciados por contener gusanos y por ser fabricados con cerdos polacos, a la venta en Carrefour. /ED

Madrid, 26 de julio de 2018 (04:55 CET)

La cadena de supermercados Carrefour ha ordenado devoluciones en masa de los jamones Sierra Alpujarra, distribuidos por Comapa, el proveedor estrella de productos ibéricos de bajo coste. Los jamones han sido denunciados por consumidores en varias provincias por contener gusanos en su interior. Una de las denuncias activó una investigación sanitaria contra Carrefour y contra el proveedor que forma parte del sumario que avanza el juzgado de Fregenal de la Sierra (Badajoz).

Carrefour ha ordenado la devoluciones de grandes partidas al proveedor. La cadena está deshaciéndose de producto que podría generar problemas y quejas entre los compradores, tal como ha venido sucediendo con el jamón que se ofrece hasta a 25 euros la pieza (con la compra de dos unidades).

La inquietud por las investigaciones de la Guardia Civil y los juzgados ha alcanzado la cúpula de la empresa, según ha podido saber este medio a través de fuentes internas. Las devoluciones han generado enormes congestiones tanto en los departamentos de Carrefour como en los de Comapa que está desbordada con la gestión de la mercancía devuelta. 

La cadena de supermercados también han retirado los jamones Oro de la Ermita, producidos por Comapa, que fueron incluidos en una alerta sanitaria y retirados por orden del ministerio de Sanidad por su presencia en naves clandestinas en malas condiciones en Valencia. Un trabajador de charcutería de un establecimiento de Carrefour de Madrid ha explicado que los jamones de Comapa han sido retirados de las estanterías pero se han guardado en los almacenes de cada centro sin devolver a la plataforma central.

Un millón de jamones al año

Carrefour ha vendido los polémicos jamones de Comapa con agresivas ofertas que incluían botellas de regalo de whisky, ginebra y aceite de oliva. Se trata de compras gancho para atraer a los consumidores.

La cadena de supermercados ha establecido una estrecha relación comercial con Comapa, investigada en al menos cuatro comunidades autónomas por irregularidades en los etiquetados y también por su implicación en una trama de 30 empresas que están investigadas por un presunto delito contra la salud pública al vender jamones y productos cárnicos caducados como si fuesen frescos.

Economía Digital se ha puesto en contacto con Carrefour para conocer su nueva política respecto al proveedor estrella. Pero, como es habitual, la cadena ha guardado silencio. Este medio también ha contactado con los responsables de recibir toda la mercancía devuelta por Carrefour a Comapa. Tampoco hubo respuesta.

Los polémicos jamones Sierra Alpujarra es el producto de charcutería más vendido por Carrefour, con un millón de unidades al año. Los inspectores sanitarios explican que los gusanos denunciados son, en realidad, larvas de mosca. Los jamones que se producen en naves sin condiciones higiénicas necesarias pueden ser infectados por moscas que depositan sus huevos en el jamón fresco.

Una vez curados, aparecen los gusanos blancos. Los equipos que inspeccionan las instalaciones de producción alimentaria aseguran que una producción en buenas condiciones higiénicas no debe tener ningún tipo de moscas en su interior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad