Catalunya, tierra de tres patronales

stop

REPRESENTATIVIDAD INSTITUCIONAL

Gay de Montellà (Foment), Cima (Fepime) y González (Pimec).

08 de octubre de 2012 (20:48 CET)

Catalunya es desde este mediodía la única comunidad con tres patronales como tal. Es decir, con representatividad en los órganos consultivos de la Generalitat. El Tribunal Supremo ha fallado a favor de Fepime en el recurso que presentó el Govern catalán y Pimec. Otorga a la entidad presidida por Eusebi Cima el reconocimiento de organización más representativa, la misma categoría que tienen Foment del Treball, Pimec, UGT y CCOO.

“Ahora nos tenemos que poner de acuerdo con la Generalitat para reclamar nuestros cargos institucionales”, afirma Cima en declaraciones a Economía Digital. Asegura que aún no saben cuántas sillas ostentarán en los distintos organismos, aunque calcula que podría ser “entre 30 y 40”.

Foment del Treball, la gran perdedora


La decisión del Tribunal Supremo también implica el punto y final del reparto histórico de la representatividad patronal. Hasta la fecha, Foment del Treball tenía el 75% de las sillas y Pimec el 25% restante. Pero la sentencia judicial anterior, la del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), establecía que el reparto tenía que ser paritario entre las tres organizaciones.

Foment del Treball, Pimec y Fepime tendrán cada una de ellas el 33% de la representatividad. La organización presidida por Joaquim Gay de Montellà pierde su posición ventajosa, con todo lo que ello implica. También perderán fuerza en las mesas de diálogo con los agentes sociales para definir convenios laborales, señalan fuentes implicadas en el proceso.

Silencio administrativo


El nuevo mapa patronal catalán tiene su origen en una reclamación interpuesta por Cima en la etapa final del segundo mandato del Tripartito. En ella, reclamaba la representatividad empresarial para Fepime. El Govern se la denegó ocho meses después, fuera del plazo legal establecido, que era de medio año.

Por ello, Fepime inició el periplo judicial que le ha acabado dando la razón. Los magistrados de todas las instancias han considerado que el silencio administrativo otorgaba a la organización la misma condición que Foment del Treball y Pimec.

Fusión de las patronales

La sentencia del Tribunal Supremo coincide con el cuarto intento de fusión de Foment del Treball y Pimec. Los implicados reconocen que las conversaciones van en buena dirección, pero el nuevo mapa de representatividad ha creado un problema dentro de Foment del Treball. Paradójicamente, los afiliados a Fepime también forman parte de la patronal con sede en Via Laietana. Su presidente, Gay de Montellà, asegura que ellos están por la unión patronal y que esta sentencia no cambia la hoja de ruta que se habían marcado. 

Junto a Josep González (Pimec) tienen como objetivo simplificar el mapa patronal catalán, que desde este lunes es más complicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad