Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex. EFE

Cellnex mira hacia Irlanda tras asaltar Reino Unido

stop

La compañía que dirige Tobías Martínez busca oportunidades para crecer en Irlanda mientras da el salto en Reino Unido con la compra de Arqiva

Barcelona, 09 de octubre de 2019 (04:55 CET)

Cellnex no teme al brexit ni a los efectos que pueda tener en Irlanda, el país de las islas británicas que permanecerá en la Unión Europea y cuya frontera con Reino Unido es uno de los asuntos espinosos del brexit. Tras anunciar un salto cualitativo en el país británico, la compañía catalana de torres de telecomunicaciones se ha fijado un nuevo objetivo: crecer en Irlanda.

La compañía que dirige Tobías Martínez anunció este martes una de las mayores operaciones de su corta pero fructífera historia: la compra de Arqiva por 2.000 millones de libras esterlinas (más de 2.200 millones de euros), con lo que ganará 7.400 emplazamientos en el país y llegará a los 8.000 en Reino Unido y los 53.000 en toda Europa.

Para sufragar este crecimiento, Cellnex no va a endeudarse sino que ampliará capital por 2.500 millones de euros, en una operación que apoyará Edizione, su primer accionista, y a la que se espere que el resto de accionistas institucionales se sumen. Criteria está estudiando si acude o no para mantener su 6% de Cellnex, aseguran fuentes del sector. Esta será la segunda ampliación de capital de la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones este año.

Cellnex se consolida como líder de su sector en Europa, pero no pierde el apetito y busca oportunidades en otros países

Esta operación es muy importante para Cellnex, pues la consolida como el primer operador independiente de Europa y segundo mundial tras American Towers. Además, supone uno de los mayores desembolsos desde que se separara de Abertis, en 2015. Es natural, pues, que estén centrados en la operación, cerrar con éxito la ampliación y culminar la integración de las torres.

Pero paralelamente, la compañía controlada por los Benetton sigue de cerca las opciones de crecimiento que puedan surgir. No se les ha terminado el oxígeno, tienen todavía margen de inversión y son conscientes de que hay que aprovechar las oportunidades pues el sector está en una fase de venta que no durará toda la vida. Varias empresas se plantean poner en el mercado sus torres, como Orange y Vodafone, y son ventas que cuando se mueven, hay que estar rápido pues las opciones son finitas.

Por ello, Cellnex sigue con su política de compras. Claro está que el margen ha bajado, pero no se ha agotado, aseguran fuentes del sector. La empresa española tiene claro que su modelo de crecimiento es válido, centrado en la Europa occidental y priorizando crecer en los países en los que ya tiene presencia antes de entrar en otros. En caso de atacar nuevos mercados, buscan países limítrofes con los que ya tienen en su portfolio.

Cellnex, atenta a las oportunidades en Irlanda

Las fuentes consultadas hablan de Irlanda como el siguiente objetivo de Cellnex para ir de compras. Cumple con la lógica inversora de la compañía que preside Franco Bernabè y se espera que el mercado, muy atomizado para su modesto tamaño, se concentre en los próximos años. Cuando lo haga, Cellnex quiere ser un actor importante.

La empresa catalana tiene 53.0000 emplazamientos en todo el mundo, contando los 8.000 de Reino Unido cuando culmine la operación de Arqiva. En Italia supera los 14.000, en Francia los 13.000 y en España roza los 9.000. En Suiza tiene más de 6.000 torres y unas 900 en Holanda, un mercado muy pequeño tanto por el tamaño como por la orografía del país, muy llano.

En Irlanda, cuenta con 1.146 emplazamientos con la compra de Cignal, anunciada hace menos de un mes. Es una cifra considerable teniendo en cuenta el país, pero hay margen para crecer. Irlanda tiene unos 4.500 emplazamientos, pero más de la mitad (60%) corresponden a operadores móviles, como Vodafone.

El resto del mercado irlandés es de operadores de torres como Cignal. Pero son ocho empresas para un mercado de 1.800 torres, de las que más de la mitad ya son de Cellnex, por lo que se espera una mayor concentración del mercado en los próximos años. La compañía catalana tiene intención de participar en ella.

Irlanda no es el único objetivo de Cellnex, si bien es el que cumple todos los requisitos y puede generar oportunidades a corto y medio plazo. En el resto de países en los que ya está, crecer es difícil, pero la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones está atenta a lo que pase en el mercado en países como Alemania, Bélgica y Portugal.

Las 'telecos' y las oportunidades a futuro

Las ventas de torres por parte de los grandes operadores de telecomunicaciones son una de las grandes fuentes de nuevos emplazamientos para las compañías como Cellnex. Pero, pese a que todas las grandes o lo han hecho o lo estudian, no están dando todavía oportunidades a los operadores independientes. Telefónica buscó un socio inversor para Telxius, mientras que Vodafone y Orange pueden seguir el mismo camino.

No obstante, eso no preocupa a Cellnex, pues la entrada de fondos de inversión puede generar opciones en cuatro o cinco años, cuando el sector ya estará mucho más concentrado y crecer será más difícil. Habrá que ver si para entonces, la compañía sigue teniendo margen para ir de compras y si sus resultados arrojan ya beneficios importantes para que sus accionistas sigan poniendo dinero.

Hemeroteca

Cellnex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad