Toni Martí, exjefe de Gobierno del Principado. EFE

Cierco (ex BPA) se querella contra el exjefe de Gobierno de Andorra

stop

El antiguo máximo accionista de BPA se querella por prevaricación contra el antiguo jefe de Gobierno del Principado y dos exministros

Barcelona, 15 de julio de 2019 (21:12 CET)

El máximo accionista de Banca Privada de Andorra (BPA) hasta su nacionalización, Higini Cierco, ha interpuesto este lunes una querella contra el ex jefe del Gobierno de Andorra, Toni Martí, y los ex ministros Jordi Cinca y Gilbert Saboya.

Cierco acusa de prevaricación continuada a todos ellos en el marco del conocido como caso BPA. Su querella se extiende a otros antiguos altos cargos, como la ex directora del Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF), Maria Cosan; el presidente de la Agencia estatal de Resolución de Entidades Bancarias (AREB), Albert Hinojosa, y el director de este último organismo, Òscar Gelabert.

El que fuera máximo accionista de BPA alega presuntas arbitrariedades y omisiones intencionadas en actuaciones que se llevaron a cabo antes del 10 de marzo de 2015, cuando el Financial Crimes Enforcement Network estadounidense (FinCEN) habló sobre un supuesto mal funcionamiento de la entidad.

Higini Cierco señala arbitrariedades y omisiones intencionadas en las fechas previas al informe del FinCEN

En el recurso se analizan los acuerdos que se han adoptado con posterioridad, hasta llegar a la reciente acción social que impulsada por la Agencia Estatal de Resolución de Entidades Bancarias (AREB)  — similar al FROB en España—, que reclama más de 400 millones de euros a los miembros del antiguo consejo de administración de BPA.

Cierco denuncia una repercusión "devastadora para BPA"

El escrito presentado ante la Batllia (juzgado de primera instancia e instrucción) pone de relieve que los hecho tuvieron una repercusión "devastadora para BPA".

También se destacan los acuerdos y resoluciones adoptadas posteriormente de forma "manifiestamente injusta” para continuar perjudicando y acusando tanto a los antiguos propietarios de BPA como muchos de sus empleados y clientes. 

La querella hace un exhaustivo repaso de toda una serie de actuaciones previas y posteriores a la nota del FinCEN. Allí se señaña a Toni Martí como uno de los principales responsables de que el órgano estadounidense terminara emitiendo una nota negativa el 10 de marzo de 2015.

Al político se le acusa de “dar información sesgada, falsa o incompleta". En todo caso, matizan, "no se dio la información exculpatoria por BPA de la que tenían perfecto conocimiento las autoridades andorranas”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad