Coca-Cola compra la segunda cadena de cafeterías del mundo

Coca-Cola se pasa al café ante la crisis de ventas

stop

Coca-Cola anuncia la adquisición de cafeterías Costa en una clara apuesta por diversificar su negocio

Barcelona, 31 de agosto de 2018 (11:32 CET)

La multinacional británica Whitbread comunicó este viernes que ha alcanzado un acuerdo con Coca-Cola para venderle su cadena de cafeterías Costa Coffee, la mayor del Reino Unido y la segunda a nivel mundial, por 3.900 millones de libras (4.368 millones de euros aproximadamente).

La multinacional tenía previsto a principios de año colocar a Costa Coffee "como empresa separada", pero esta mañana precisó que la venta del negocio es la mejor opción y la más rentable para los accionistas.

La adquisición de Costa señala el esfuerzo que el gigante de Atlanta está haciendo, al igual que el resto de grandes empresas de refrescos, por diversificar más allá de la bebida azucarada. ¿Por qué? Este producto vive un ligero declive en el consumo en los últimos años. 

La cifra de negocio neta de Coca-Cola entre los meses de enero y marzo de este año sumó un total de 7.626 millones de dólares, un 16,4% por debajo de los ingresos contabilizados durante el mismo periodo de 2017.

Objetivo de Coca-Cola: crear una marca global

La operación, además, supone la apertura de una nueva línea de negocio para Coca-Cola. El consejero delegado, James Quincey, señaló que “Costa brinda a Coca-Cola nuevas competencias y experiencia en el café, y nuestro sistema puede crear oportunidades para hacer crecer la marca Costa en todo el mundo”.

“Las bebidas calientes son de los pocos segmentos en los que Coca-Cola no tiene una marca global. Costa nos facilita acceso a este mercado a través de una fuerte plataforma del café”, subrayó Quincey.

James Quincey (Coca-Cola): “Costa brinda nuevas competencias y experiencia en el café"

La consejera delegada del grupo británico, Alison Brittain, dijo que Whitebread se concentrará a partir de ahora en su negocio de cadenas de hoteles Premier Inn en el Reino Unido y Alemania.

Whitbread compró Costa en 1995 por 19 millones de libras (21 millones de euros), y por entonces disponía de 39 establecimientos, frente a los más de 2.400 actualmente en el país y unos 1.400 en otros 31 mercados.

Los beneficios de la venta serán utilizados para pagar deuda y mejorar el fondo de pensiones, según el grupo. “Esta transacción es una gran noticia para los accionistas al reconocer el valor estratégico que hemos desarrollado en la marca Costa y sus posibilidades de crecimiento internacional”, dijo Brittain al dar a conocer el acuerdo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad