Colonial cobra 17,4 millones de su filial francesa

stop

La compañía busca a un socio inversor o plantea vender activos para refinanciar su deuda

23 de octubre de 2013 (12:04 CET)

Inmobiliaria Colonial cobrará este miércoles 17,4 millones de euros por dividendos de su filial francesa, Société Foncière Lyonnaise (SFL). El grupo dirigido por Pere Viñolas controla el 53,5% del capital de este grupo, la joya de la corona de sus activos.

SFL obtuvo un beneficio neto de 82,2 millones de euros en el primer semestre del año, el 46% menos si se compara con el mismo período de 2012. Los ingresos por el alquiler de su patrimonio se mantuvieron estables en 74,6 millones. Esta cartera está compuesta, básicamente, por edificios de oficinas ubicados en el centro de París.

Refinanciación

Colonial tiene aún pendiente cerrar la refinanciación de 2.100 millones de euros de deuda financiera neta. Vence a finales de 2014, pero la complejidad del proceso propició que Viñolas decidiera trabajar en ello desde medianos de 2013. De hecho, el objetivo es cerrar el proceso a finales de este año. Una meta realista, según fuentes conocedoras de las negociaciones. Varios inversores se han acercado ya a la compañía y hay conversaciones “en marcha”, añaden los mismos interlocutores.

La inmobiliaria ha anunciado que trabaja con dos alternativas posibles. La primera vía pasa por hacer una ampliación de capital y permitir la entada de socios inversores en la compañía. Si no encuentran interesados, también plantean vender activos. Es decir, las acciones de SFL.

Provisión

Ambas operaciones no llegarían a los 2.100 millones de euros que vencen a finales del próximo ejercicio. Colonial tiene provisionados unos 1.000 millones de euros de bonos de su filial francesa que reducen el montante final.

Viñolas anunció en la pasada junta de accionistas que su objetivo era reducir la deuda matriz entre 700 y 800 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad