Condis se aferra al súper de barrio, o muy grande o muy pequeño

stop

La firma invierte 40 millones en un nuevo modelo enfocado en establecimientos de más de 1.000 metros cuadrados o de menos de 300 y centrado en Catalunya y Madrid

Enric Ezquerra, segundo por la izquierda

05 de marzo de 2014 (13:21 CET)

“Vamos a crecer a través del proceso de concentración porque el nivel de ahora es insostenible”. Con estas palabras el director general del grupo Condis, Enric Ezquerra, ha anunciado el nuevo plan de la cadena de supermercados que ha decidido reinventarse con una inversión de 40 millones de euros hasta 2015 y la creación de 400 puestos de trabajo. Es una estrategia enfocada en ampliar el abanico con supermercados de barrio big size y tiendas más pequeñas de autoservicio que abran los domingos bajo el paraguas de una misma marca.

No es un movimiento defensivo para combatir la burbuja comercial que según ha confesado Ezquerra existe en el sector. Sin embargo, es una nueva estrategia que se centrará en dos mercados, Catalunya y Madrid, y que busca, sobre todo, ganar proximidad con el cliente.

Guerra de precios


Coincide este cambio en un momento en el que otros grandes competidores --como Caprabro o Mercadona-- están dirigiendo su negocio hacia el supermercado de barrio, con más protagonismo para el producto fresco y unos precios agresivos. En este último aspecto, Ezquerra asegura que una guerra de precios “no es lo que toca” y que Condis ya es competitivo en ese sentido por lo que ahora pone el foco en otras necesidades del cliente.

Lanzamiento de Condislife


Para diferenciarse del resto, Condis ha lanzado un nuevo espacio, que une la esencia del mercado tradicional con la de un súper y que ha bautizado como Condislife. La pretensión de la compañía es cerrar 2015 con 52 tiendas bajo este modelo --de momento se están reconvirtiendo 25 en Catalunya y dos en Madrid-- más la renovación de otros 24 establecimientos Condis.

Estará más enfocado a los productos frescos y el trato personal hacia el cliente. Tendrá tres tamaños: M (de 350 a 650 metros cuadrados), L (entre 650 y 1.000 metros cuadrados) y XL (más de 1.000 metros cuadrados), con mayor tendencia hacia el big size. “Ninguna otra cadena ha segmentado su modelo por tallas y nosotros apostamos por ello, ofreciendo lo mejor del súper en cuanto a variedad, precio y modernidad y lo mejor del mercado en producto fresco, implicación y trato del vendedor”, ha añadido el director de marketing, Xavier Pérez.

Pero no es la única novedad. En paralelo, Condis ha lanzado en Barcelona dos supermercados piloto de autoservicio, Condis Express y Condis Fresh, con un tamaño inferior a 150 metros cuadrados, cuyo horario se amplía a los domingos y festivos. La idea es también implantarlos en Madrid con establecimientos con un tamaño inferior a 300 metros cuadrados y más centrados en franquicias.

Centrada en la urbe


Todos los modelos de Condis siempre se centrarán en las zonas urbanas. “No tenemos casi tiendas en la periferia porque estamos en otra dimensión que el resto de cadenas”, ha matizado Ezquerra. Y el objetivo es seguir en la misma línea.

De momento el mercado, según Ezquerro, no mejora en términos generales e insiste en que el gran consumo será el último en salir de la crisis, aunque confiesa que se advierten ya cambios en los hábitos de los consumidores.

Pero, con este amplia variedad de servicios, Condis espera crecer en ventas, aunque no se aventura a señalar un porcentaje exacto. No obstante, sólo en los Condislife que ya están en marcha el incremento oscila entre el 20% y el 40%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad