Copisa entrega las concesiones a la banca

stop

El grupo constructor cierra un acuerdo para refinanciar la deuda, con un préstamo participativo de 60 millones de euros

Tramo del Eix Transversal, una de las concesiones de Cedinsa, hasta ahora en manos de Comsa. / EFE

Barcelona, 06 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

La constructora catalana Copisa ha cerrado un principio de acuerdo con la banca acreedora, por el que podrá refinanciar su deuda de 270 millones de euros. A cambio, se centrará en la construcción y dejará su negocio de concesiones en manos de los bancos, según explicaron a Economía Digital fuentes financieras. La empresa declinó hacer comentarios al respecto.  

La compañía de la familia Cornadó, principalmente dedicado a la construcción, también gestiona concesiones de autopistas, trenes o cárceles. Con el acuerdo, el negocio de concesiones se segregará de Copisa y se agrupará en una nueva sociedad, que estará participada por los bancos.

Este nuevo vehículo se quedará buena parte de la deuda del grupo, unos 170 millones, lo que saneará de pasivo al principal negocio de Copisa. La constructora se quedará sólo con una deuda de 40 millones, con vencimiento en 2021 y el circulante garantizado, lo que dará a la compañía margen de maniobra para crecer en su principal área de negocio.    

Préstamo participativo

Con este acuerdo, quedan 60 millones de pasivo pendientes, que se refinanciarán mediante un préstamo participativo de los bancos al nuevo vehículo tenedor de las concesiones. La particularidad de este préstamo es que las entidades pueden transformarlo en capital, y tienen la intención de hacerlo, con lo que tomarán la gran mayoría del capital de la sociedad.  

Los detalles de la operación todavía están pendientes, como los plazos del préstamo participativo. Se ha llegado a un principio de acuerdo pero aún hay que negociar la letra pequeña. Es probable que no todos los bancos estén interesados en entrar en la sociedad, aseguraron fuentes del sector.  

Lo que sí tiene claro la banca es que con las concesiones puede hacer caja. En la negociación, las entidades insistieron en que se vendieran las participaciones de Copisa en las gestoras de autopistas, porque son un negocio muy rentable. De hecho, calcula que con el ebitda que vaya generando la nueva sociedad se podrá ir pagando la deuda de 170 millones.  

Cuatro participaciones  

Copisa es una de las cuatro compañías que participa en Cedinsa, concesionaria de autopistas como la C17, que la Generalitat quiere rescatar. También tiene participaciones en las concesionarias de las obras de la línea 9 del metro de Barcelona, de la Ciudad de la Justicia de la capital catalana y de la prisión de Quatre Camins.  

La constructora que dirige Orlando de Porrata facturó 405 millones de euros en 2015, un 6% menos que el año anterior. Copisa cerró el último ejercicio con una cartera de pedidos de unos 680 millones de euros, la mitad en el exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad