Varios aviones de Iberia y Vueling, ambas aerolíneas propiedad de International Airlines Group.

La sombra del ERTE ya planea sobre Iberia y Vueling por el coronavirus

stop

El cierre de Italia, la abrupta caída de la demanda y la negativa de Estados Unidos a recibir europeos abocan a IAG a seguir los pasos de Air Europa

Barcelona, 13 de marzo de 2020 (16:36 CET)

Air Europa fue la primera en avisar de un ERTE a su plantilla, pero en el sector aéreo se da por seguro que no va a ser la última. “La aviación está abocada a expedientes de regulación de empleo temporales masivos”, explican fuentes de la industria. El cierre de las rutas desde Italia, una caída de la demanda que ya rondaba el 40% y el reciente rechazo de Estados Unidos a los pasajeros procedentes de Europa hacen prácticamente inviable que las grandes aerolíneas españolas, como Iberia y Vueling, puedan mantener su infraestructura actual.

Según explican fuentes sindicales a este medio, las reuniones entre los trabajadores y la dirección se producen entre dos y tres veces por semana desde el estallido de la crisis por el brote de coronavirus. Las primeras medidas no tardaron en llegar, y hasta el momento fueron voluntarios: teletrabajo, la posibilidad de avanzar las vacaciones o los permisos no retribuidos están ya a la orden del día en las dos filiales de International Airlines Group –que también engloba a British Airways y Aer Lingus--.

No obstante, ambas compañías ya asumen que los ajustes voluntarios no serán suficientes. En las comunicaciones internas a las que ha tenido acceso Economía Digital se advierte de que “se está trabajando en la búsqueda de nuevas soluciones para paliar los efectos de la crisis”. En Vueling la incertidumbre es máxima, más teniendo en cuenta que Italia es el segundo mercado para la compañía. 

"Nos dirigimos a un ERTE", dicen en Vueling

Según explican los sindicatos de la compañía de bajo coste, "las medidas consensuadas con la empresa resultan insuficientes". Hay decenas de aviones en tierra y numerosas tripulaciones desprogramadas o incluso en cuarentena. Por ello, en las próximas horas esperan "una propuesta de la empresa que asegure la viabilidad de la aerolínea".

Las llamadas medidas temporales tienen nombre y apellido, y los propios trabajadores lo asumen: "Nos dirigimos a un escenario de ERTE"

Mismas sensaciones tienen los sindicatos de Iberia. La antigua aerolínea de bandera española ha detenido todas las contrataciones y subidas de nivel y ya anticipó a la plantilla que “deberá tomar acciones adicionales para conseguir el mismo objetivo que los competidores”. La palabra ERTE todavía no se puso sobre la mesa, aunque todavía no se especificó ni el tamaño ni la duración del recorte.

En todo caso, las medidas se espera que se tomen entre esta semana y la que viene, más teniendo en cuenta el goteo de países que optan por restringir la entrada de españoles. En las últimas horas, Estados Unidos se ha unido a una lista en la que ya figuran Israel, El Salvador, Panamá, Jamaica, Colombia, Jordania, Arabia Saudí y algunas ciudades de Rusia.

Air Europa ya hizo recortes; Norwegian la siguió

El jueves, Air Europa ya hizo oficial lo que era un secreto a voces desde comienzos de semana y anunció a los sindicatos un ERTE para la totalidad de la plantilla. La filial de Globalia se reunió con los representantes de los trabajadores, pero no concretó la duración del ajuste para los 3.600 empleados que tiene la compañía aérea en España.

Mientras, Norwegian Air también hizo público un duro recorte de la operativa, tanto en sus vuelos a Estados Unidos como en sus rutas europeas. La firma nórdica dejará en tierra el 40% de su flota de largo radio y suspenderá el 25% de sus conexiones de corto radio.

Además, la aerolínea también admitió que se verá obligada a realizar un expediente de regulación temporal de empleo para "hasta el 50 por ciento de nuestros empleados, número que puede aumentar". El ajuste implicará a todos los departamentos.

Las aerolíneas se dirigen a Sánchez para que facilite los despidos

Ante el desplome de la demanda y los recortes que se avecinan, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) --la patronal que aglutina a casi 80 compañías aéreas que operan en España-- pide ayudas al Ejecutivo de Pedro Sánchez "ante el impacto negativo que tiene el Covid-19 en el transporte aéreo". Según sus datos ya se cancelaron 4.400 vuelos para la segunda quincena de marzo y solo hace falta pisar un aeropuerto para comprobar la atonía de la industria en la actualidad.

La patronal que preside Javier Gándara (Easyjet) pide medidas urgentes para "todas las compañías" como el aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social y el IVA así como la reducción de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades "para mitigar el impacto en la caja de las organizaciones". 

Pero la asociación también quiere que el Gobierno facilite sus recortes de plantilla. Así, en su lista de deseos demanda que se "ayude a flexibilizar la distribución del trabajo y se facilite la rápida aprobación de expedientes de regulación de empleo temporales derivados de la caída de la actividad" mientras el impacto del coronavirus sea vigente. Por último, piden una creación de líneas de crédito del ICO "de rápido acceso y cuantía suficiente".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Iberia Coronavirus IAG ERE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad