Aparcamiento para los trabajadores de Nissan, vacío por el ERTE de la compañía que afecta a los empleados / EFE

Nissan deja sin plan a Barcelona y se encamina hacia la huelga

stop

El fabricante japonés pospone hasta verano el plan para sus centros en Barcelona, por lo que la plantilla irá a la huelga indefinida

Barcelona, 24 de abril de 2020 (14:12 CET)

La dirección de Nissan en Europa ha comunicado a los comités de Barcelona que hasta el verano no dará a conocer el plan industrial para los centros en Barcelona —Zona Franca y Montcada— y que no prevé que la producción total arranque antes de septiembre, lo que ha llevado a los sindicatos a mantener la convocatoria de la huelga indefinida. 

Nissan está aplicando un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor en Barcelona ante la dificultad de producir como consecuencia del impacto del coronavirus. Los sindicatos temen que se puedan aprobar expedientes similares para cubrir todo mayo y junio, e incluso más allá, sin que haya garantías de que se realice en las mejores condiciones. 

Además, el expediente actual en Nissan en Barcelona ha llegado en un momento en el que la planta de Zona Franca estaba operativa a menos del 25% de su capacidad por la falta de carga de trabajo, por lo que los sindicatos temen que la compañía japonesa esté buscando la manera de acabar por cerrar las plantas en Cataluña. Por ello, los sindicatos han entrado esta mañana en el registro del departamento de Trabajo la convocatoria de huelga indefinida a partir del 4 de mayo, con lo que prevén que la semana que viene se inicie el período preceptivo de consulta con mediación de la Generalitat

El presidente de Nissan Europa, Gianluca De Ficchy, y el director de Nissan Motor Ibérica, Genís Alonso, se han reunido esta mañana por vía telemática han con los comités de las plantas de la Zona Franca y Montcada por la convocatoria huelga y ante la incertidumbre por la falta de un plan de futuro para estos dos centros.

Se mantiene la incertidumbre para los empleados

Según las diferentes fuentes sindicales, la reunión solo ha servido para constatar que la marca "mantiene a la plantilla en una incertidumbre máxima" al seguir sin anunciar planes concretos para las dos plantas de Barcelona. Lo único que se conoce es que se quiere reiniciar la producción el próximo 4 de mayo solo para una línea —la Mercedes Clase X, la pick up que el centro de Zona Franca elabora para el fabricante alemán—. "Lo que no vamos a hacer va a ser venir a trabajar unas semanas poniendo nuestra salud en juego para que luego nos vuelvan a cerrar", señalan desde el comité de empresa.

Entonces, se reincorporará un 30% de los empleados mientras el resto se mantendrá en ERTE, según fuentes sidicales. Esto significa que toda la plantilla volverá a estar sin trabajo en junio—con una factura del paro que ascendería a unos 3.500 empleados—, y en julio arrancaría únicamente la línea 2. Según el comité, Nissan no tiene planeado recuperar la producción de la planta anterior al estado de alarma, al menos hasta septiembre, teniendo en cuenta que en agosto se contemplan tres semanas de vacaciones.

En un comunicado, Nissan ha asegurado este viernes que De Ficchy ha trasladado a los sindicatos que, tal y como se dijo ya en enero, está previsto informar antes de la parada de verano sobre el plan industrial para Barcelona. "Se informará de nuevo antes de la parada técnica de verano y se explicará a todos el resultado del estudio. Hasta entonces, continuamos discutiendo las opciones con Japón”, ha detallado, asegurando "entender la preocupación por los planes futuros". Nissan cuenta con cinco centros de producción en territorio español: en Barcelona, Ávila y Cantabria, donde da trabajo a más de 4.200 personas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad