Pablo Isla, presidente de Inditex. EFE
stop

El presidente de Inditex pide al Gobierno que no introduzca rigideces en el mercado laboral, asegure las inversiones y ataje el déficit

Barcelona, 15 de junio de 2020 (09:26 CET)

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha atacado la política de los “dogmatismos” y, sin citar al Gobierno ni al socio de Pedro Sánchez en el mismo, Unidas Podemos, ha sido muy claro y ha reclamado que no se revierta la reforma laboral, como ha pactado el Ejecutivo con Bildu. En la sesión inaugural de la cumbre Empresas españolas liderando el futuro, organizada por la CEOE, Isla ha pedido también seguridad jurídica, medidas para atraer inversiones y disciplina para terminar con el déficit.

El sucesor de Amancio Ortega en el grupo propietario de Zara ha sido el más duro en la primera sesión de estas jornadas, en las que participarán los principales ejecutivos del IBEX y la gran empresa española. Isla ha basado su breve intervención en diez “reflexiones” que han ido directamente al grano, con recados constantes a Sánchez y las palabras más contundentes hacia Podemos.

“Hay que huir de dogmatismos e ideas preconcebidas. No hay que revertir reformas eficaces. No hay que introducir rigideces que empeoren el mercado de trabajo”, ha dicho el presidente del gigante textil, que también ha hecho un llamamiento a no subir impuestos, otra de las medidas que han pactado PSOE y Podemos.

Pablo Isla: “Hay que huir de dogmatismos e ideas preconcebidas. No hay que revertir reformas eficaces"

En el terreno laboral, sí que ha reconocido que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de fuerza mayor han ayudado a las empresas a superar la crisis del coronavirus porque ha reclamado que sigan: “A corto plazo es importantísimo no retirar antes de tiempo las medidas que están ayudando a no destruir el tejido empresarial”.

Su capítulo de peticiones al Gobierno, después de asegurar que estamos ante una crisis “de una enorme magnitud”, sin “soluciones fáciles ni mágicas” y a la que España llega peor que otros países por su dependencia del turismo y su alto déficit, no se ha quedado ahí y ha pedido ayudas al crecimiento e internacionalización de las empresas.

Pero donde de nuevo ha sido más duro con la política del Gobierno ha sido con el déficit: “Un país, como una familia, no puede vivir de lo que no tiene. Tenemos que gastar lo mismo que ingresamos”. El BCE y sus inyecciones de liquidez no pueden ser siempre la tabla de salvación, ha afirmado Isla.

Los empresarios se reivindican

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha dado la bienvenida a esta cumbre que durará diez días sin reproches al Gobierno pero sí recordando la independencia de la patronal y de las empresas, a la vez que ha reivindicado su papel: “Nuestro objetivo es la reconstrucción económica y social de nuestro país. Venimos con ganas constructivas, a sumar, con lealtad institucional pero también con independencia. Nosotros diremos lo que pensamos que es lo mejor para nuestro país”.

Juan Roig, presidente de Mercadona, que completaba la mesa inaugural –mesa virtual, pues cada uno estaba en su oficina–, ha centrado su intervención en destacar el papel de sus supermercados y de las empresas en la sociedad y en la lucha contra la Covid-19. “Es un orgullo ser empresario y contribuir al desarrollo de la sociedad”, ha dicho.

“Si hay empresas hay empleo; si hay empleo, hay riqueza, y si sabemos gestionar la riqueza, habrá mucho bienestar”. También ha tenido un momento para las reclamaciones, que ha centrado en la seguridad jurídica y en el apoyo a las empresas. “Ya estamos viendo que tras la muy dura crisis sanitaria, ahora empieza otra que va a ser muy dura económicamente y tenemos que estar preparados”, ha concluido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad