Cuarenta detenidos en Catalunya por un fraude en el IVA de más de nueve millones

stop

La trama criminal eludía el pago del impuesto y vendía los productos informáticos y electrónicos más baratos

El  material incautado de los registros

18 de julio de 2014 (09:17 CET)

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado una trama criminal que se ha saldado con 40 detenidos en varios municipios de Catalunya. Este jueves se procedía a la detención y a la imputación de varias personas por presuntos delitos de fraude continuado contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales y por pertenecer a una organización criminal. En concreto, se estima que han podido defraudar más de nueve millones de euros en el IVA.

La investigación, que arrancaba hace un año, ha permitido desmantelar una trama empresarial ubicada en Reus. La organización se deducía el IVA que no había ingresado por la venta de productos informáticos y electrónicos creando una estructura societaria muy compleja formada por entidades en España, Portugal, Rumanía, Letonia y Chipre.

Varios testaferros 

El modus operandis consistía en que la mercancía llegaba al territorio español de algún país extranjero y se creaban una serie de sociedades instrumentales que se limitaban a volver a facturar a otros sociedades, estas sí españolas, para eludir el IVA. Después se vendían los productos al público a un menor precio.

Gran parte de la organización se dedicaba a la creación continua de sociedades instrumentales. Contactaban con testaferros o hombres de paja a los que hacían figurar como administradores de esas sociedades ficticias y autorizados en cuentas abiertas con el fin de dificultar el seguimiento de los fondos.

Los Mossos han realizado multitud de registros en 21 empresas ubicadas en varios municipios catalanes. Entre el material incautado se encuentran varios dispositivos electrónicos así como 12.000 euros en efectivo. Se ha ordenado la entrada en la prisión de ocho de los 40 detenidos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad