Cuesta culpa al Estado del desajuste presupuestario de Correos

stop

El presidente de la empresa pública asegura que la aportación del Gobierno al operador postal se ha reducido en los últimos años

El presidente de Correos, Javier Cuesta

20 de mayo de 2014 (17:23 CET)

El presidente de Correos, Javier Cuesta, asegura que la partida destinada a la sociedad en los Presupuestos Generales del Estado ha incrementado en casi 200 millones de euros este ejercicio porque el Gobierno paga el Servicio Postal Universal con retraso “desde hace años”. El directivo justifica de esta forma el sorpresivo dato de las cuentas públicas españolas que Bruselas investiga.

La Comisión Europea ha admitido a trámite una denuncia contra el Reino de España, el Grupo Correos y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por conceder, presuntamente, ayudas de forma ilegal tanto a la empresa pública como a sus filiales. Las pesquisas no quitan el sueño a Cuesta, quien se ha mostrado confiado en que la investigación terminará por darle la razón. El directivo asegura que en los últimos años la aportación real, sin datos extraordinarios, del Estado al operador postal se ha reducido.

Ajuste de plantilla

El presidente del grupo saca pecho de liderar una empresa “saneada”, ya que en los últimos años ha reducido la plantilla de los 67.000 empleados con los que contaba en 2007 hasta los 51.000 actuales. Cuesta ha obviado pronunciarse sobre si Correos ha pagado o no la exención de las cuotas sociales de los funcionarios despedidos. Hacienda le concedió este privilegio, según la denuncia de sus competidores y un informe de la patronal CEOE avanzada por este medio. La gestión está incluida en la investigación de Bruselas.

Esta partida representaría al menos la mitad de los 5.000 millones que el sector calcula como ayudas ilegales que habría recibido Correos y que habría permitido la salud económica de la que la cúpula saca pecho.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad