Custo 'pincha' en Lidl

stop

Mientras algunos modelos de la colección se agotaron en horas, otras prendas continúan en los supermercados

La colección Growing by Custo para Lidl

30 de junio de 2014 (20:58 CET)

Custo rompía moldes hace tan sólo unos días al apostar por el lanzamiento de una colección low cost –Growing by Custo-- en la red de supermercados Lidl. Sin embargo, aunque se esperaba que se agotara en pocas jornadas, una semana después siguen a la venta algunas prendas.

La edición limitada compuesta por 300.000 unidades no se ha vendido en su totalidad. Pero, tanto fuentes próximas a Lidl como al diseñador Custo Dalmau aseguran que están satisfechos con las ventas y la buena acogida que ha tenido esta línea.

Las 't-shirt' arrasan el primer día

La razón de que todavía puedan encontrarse modelos diseñados por Custo en los supermercados de Lidl es que no todos han gozado del mismo éxito. Mientras algunas camisetas se agotaron en apenas unas horas el pasado lunes, cuando se lanzaba la promoción, otras prendas como los leggins o los pantalones no han sido el hit que se esperaba. Por ello, el pasado sábado todavía los clientes de Lidl podían adquirir algunas de las 22 piezas de Growing by Custo.

El diseñador catalán ha pinchado en Lidl. Y, una muestra irrefutable de ello, es que en los próximos días la cadena de supermercados liquidará los restos de la colección al igual que hace con otros lanzamientos exclusivos de productos de bazar. Ni tan siquiera Custo ha conseguido librarse de la retirada de stock. Pero, la firma podría sacar de nuevo a la venta los remanentes en aquellas tiendas donde la promoción haya tenido mejor acogida.

Tras una semana, con prendas en el súper


En la presentación de la nueva colección para Lidl ya se avanzaban las expectativas. “Se espera que se venda en tres o cuatro días”, apuntaba el propio diseñador. Pero la realidad no ha sido esa. Aunque los precios eran atractivos, entre los 12,99 y los 17,99 euros, eso no ha sido suficiente para que los clientes se agolparan por hacerse con estos artículos.

La colaboración entre Custo y Lidl ha tenido tanto sus defensores como sus detractores. Determinados sectores del mundo de la moda recibían con escepticismo la noticia. Aunque Custo ha defendido desde el principio la idea y se siente contento y satisfecho, según apuntan quienes le conocen.  El diseñador, sin embargo, no negaba la evidencia. “No se trata de un nivel sofisticado de moda. Es una moda fácil”. Sin embargo, el objetivo era acercar no sólo el textil, sino también la moda, a un target más amplio.

Pero, ¿le habrá pasado factura a Custo bajar su caché con prendas low cost? Sea como fuere en este caso no se ha repetido el gran éxito de las cremas antiarrugas de Lidl que ha desbordado cualquier previsión de ventas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad