CVC endeudó a Grupo Zena pese a los beneficios millonarios

stop

La táctica de expatriar a Londres los beneficios, que alcanzaron los 10 millones de euros anuales en sus mejores tiempos, descapitalizó a la compañía que ahora arrastra 100 millones de euros de deuda

11 de abril de 2014 (02:00 CET)

El fondo de riesgo británico CVC Capital Partners que entró este jueves como nuevo accionista de Deoleo, el principal fabricante de aceite de oliva del mundo, aplicó en Grupo Zena, la cadena de restaurantes con 300 establecimientos Burger King, Foster’s Hollywood y Domino’s Pizza en España, la táctica del buitre: arrancar toda la carne hasta topar con el hueso.

El fondo expatrió a Londres durante varios años los beneficios de la explotación de todas sus cadenas de restaurantes, incluso durante los años de crisis, según explican fuentes internas de la compañía. La gestión, que dejó a la compañía sin margen de maniobra, ha hecho que Grupo Zena termine con una deuda de más de 100 millones de euros.

Añoranza por la empresa familiar

Grupo Zena se vio obligado a refinanciar la deuda hace dos años y deberá afrontar los primeros vencimientos el 2015. Su principal acreedor es ING.

Los trabajadores aseguran que desde que llegó el fondo de capitales, la compañía creció a ritmo vertiginoso y logró duplicar su facturación, aunque durante los últimos tres años los beneficios han caído en picado. “Cuando una empresa está dirigida por una familia, se mira el largo plazo. Ahora, los gestores sólo quieren crecer a costa de lo que sea. Querían ampliar restaurantes y no les importaba otra cosa diferente”, explica un trabajador de la compañía.

Gigante con pies de barro


Foster’s Hollywood, su buque insignia, pasó de 60 restaurantes a más de 190 pero con un alto coste: los franquiciados aseguran que los nuevos locales quitan clientes a los viejos. Al margen de Burger King y Domino’s, que también dan beneficios, el grupo sufre los resultados negativos de las cafeterías Nostrus, los restaurantes La Vaca Argentina y Tempietto y la enseña Cañas y Tapas.

La cadena, especializada en el engorde y venta, espera deshacerse su participación en Grupo Zena para afrontar la operación de conquista de Deoleo, una empresa cuyo valor de mercado se ubica en 440 millones de euros, según la oferta formulada por la propia CVC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad