Una tienda de Vodafone.

MásMóvil y Vodafone lideraron el robo de clientes de móvil en octubre

stop

Los datos de Competencia revelan que la portabilidad móvil marcó en octubre la cifra más alta de la historia

Madrid, 31 de enero de 2020 (12:10 CET)

Poco a poco se conocen los datos oficiales de portabilidad, solicitar la baja de una compañía para irse a la competencia conservando el número de teléfono. Aunque la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) acumula unos meses de retraso en la publicación de esta información, este viernes ha revelado cifras del mes de octubre. La portabilidad móvil marcó en el décimo mes del año la cifra más alta de la historia: más de 713.000 números móviles cambiaron de operador. ¿Los ganadores? MásMóvil, Vodafone y los operadores móviles virtuales (OMV), que registraron saldos netos de portabilidad positivos; Orange y Movistar presentaron saldo negativo.

Así, el parque de líneas móviles ganó 111.253 líneas en octubre en su conjunto. El mes cerró con una cifra de 54,13 millones de líneas móviles, lo que supone un 1,3% más que el mismo periodo del año anterior. 

Lo que sigue casi intacto son los porcentajes de cuota de mercado entre operadores. Los tres principales, Movistar Orange y Vodafone, representaron el 78,1% del total de líneas móviles en el mercado. El resto del mercado se reparte entre Más Móvil y los operadores móviles virtuales, compañías de telefonía móvil que no cuentan con una concesión de espectro de frecuencia y ,por tanto, carecen de una red propia.

Estos datos aportan una novedad. Si bien es cierto que el operador de Meinrad Spenger acostumbra a cerrar el mes con saldos positivos de líneas móviles que roba a la competencia, el caso de Vodafone es distinto. La compañía británica se había resentido en el último año tras abandonar el fútbol, con una fuga significativa de clientes, por lo que estos datos que pone sobre la mesa este viernes la CNMC indican que la compañía empieza a recuperarse.

No obstante, hay otro apunte a tener en cuenta siempre que se interpretan estos datos. La portabilidad móvil acostumbra a registrarse entre clientes más infieles y que se mueven por el precio, por eso es más que probable que las compañías que han salido como vencedoras lo hayan sido a base de pescar entre usuarios que paguen poco y sean más susceptibles de marcharse si ven una oferta mejor en la competencia al cabo del tiempo. 

Ganancia de líneas móviles en octubre.

Por ejemplo, Más Móvil tiene un posicionamiento en el segmento del bajo coste con marcas como Yoigo, Pepephone, Llama Ya o Lebara, mientras que Vodafone registra datos muy buenos de portabilidad con su marca blanca Lowi, también considerada low cost.

Otro caso muy claro de esta dinámica es Digi, un operador móvil virtual que aterrizó en España con el objetivo de centrarse en el usuario extranjero, sobre todo rumano, y no ha dejado de crecer desde entonces. Los datos del mercado apuntan que la compañía que cotiza en la bolsa de Bucarest (Bucharest Stock Exchange) roba más clientes en la cartera de Más Móvil que en la de las grandes compañías.

La otra cara de la moneda: Movistar y Orange 

Si Vodafone y Más Móvil salen como vencedores este mes, Movistar y Orange pierden. El operador azul apenas pierde 6.000 líneas móviles, una cifra entendible teniendo en cuenta que es el operador dominante. El caso de la filial española de la compañía francesa es un poco más grave, pues se deja cerca de 40.000 líneas móviles. 

Ambas compañías son las que cuentan con más cuota de mercado en España. Su posicionamiento, a diferencia de las vencedoras, esta enfocada en los clientes de mayor valor, es decir, aquellos que pagan más. Prueba de ello es que son las únicas compañías de telecomunicaciones que emiten fútbol (Liga y Champions League) en su televisión de pago. 

Su estrategia comercial, en un mercado en el que el usuario busca siempre mejores precios, les lleva a sufrir salidas de clientes durante los meses en los que no activan campañas promocionales agresivas.

Cuando lo hacen, en cambio, el resultado es bien distinto. Ya ocurrió cuando Telefónica puso en 2018 el fútbol a un precio muy barato y terminó batiendo sus propios récords históricos de portabilidad. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad