stop

En el consejo de administración de la macroembotelladora europea tienen silla, además de su presidenta, Alfonso Líbano Daurella y Mario Rotllant

Pablo Jiménez

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners, retiene a Garry Watts durante más tiempo. EFE/Ballesteros

Barcelona, 17 de abril de 2017 (05:00 CET)

La mayor embotelladora independiente de Coca-Cola en el mundo está comandada por un apellido ilustre de la alta burguesía catalana. Los Daurella están representados en el máximo órgano de decisión de Coca-Cola European Partners por su presidenta, Sol Daurella, y por dos de sus consejeros, todos ellos procedentes de la embotelladora española que en 2015 se fusionó en el conglomerado europeo. Se trata de Alfonso Líbano Daurella (Barcelona, 1954), primo carnal de Sol, y Mario Rotllant Solá (1951), primo político (marido de Carmen Daurella) de la directiva catalana, ambos con numerosos cargos en la red de empresas sobre el que se sustenta la fortuna familiar.

Este triunvirato, al igual que el recorrido del popular refresco en España, no se puede explicar sin la figura de Santiago Daurella Rull. El abuelo de la familia recibió, a principios de los años 50 del siglo pasado, una de las licencias para la distribución de la pujante bebida en suelo español. Lo hizo, al igual que el resto de franquicias territoriales abiertas en España, directamente de la mano del dictador Francisco Franco, que repartió las cartas entre la aristocracia empresarial de la época, a la que ya pertenecían los Daurella.

Si Josep Pepe Daurella i Franco, hijo de Santiago, fue la cara visible de la familia (y la compañía) durante décadas, su primogénita Sol tomó el relevo bien entrado el siglo XXI, un tiempo en el que ha sido protagonista de diversas polémicas. Entre ellas, un ERE impugnado por la justicia y un acercamiento indisimulado al independentismo catalán, además del incumplimiento de diversos planes de negocio en el grupo fruto de la fusión. Con un perfil más bajo, pero también con un enorme peso en el entramado familiar, figuran los dos primos con los que Sol comparte mesa en el consejo de la Coca-Cola europea.

Los Daurella en Coca-Cola: Sol es la cara visible de la tercera generación del grupo familiar

Alfonso Líbano Daurella

Hasta 2015 consejero delegado de Cobega, la empresa familiar creada en los 50 para embotellar la bebida gasesosa, Alfonso Líbano Daurella ha ostentando múltiples cargos en sociedades del grupo familiar. A día de hoy, quizás el más relevante es la presidencia de Equatorial Coca-Cola Bottling Company, distribuidora de Coca-Cola en trece países africanos: algunos tan jugosos económicamente como Argelia o Marruecos, y otros tan curiosos como Sudán del Sur, en donde Cobega aterrizó en 2012, con la esperanza de crecer en un país recién independizado (lo hizo en 2011) y ahora sumido en una terrible hambruna.

Alfonso es también director The Coca-Cola Bottling Company of Egypt, también participada por los Daurella, y una embotelladora que ha servido latas y botellas al mercado español durante años, y consejero del grupo Cacaolat, otra de las ramas de negocio de los Daurella. Miembro fundador del Instituto de Empresa Familiar (IEF), el directivo ejerce como presidente de la federación europea del sector, European Family Business (EFB), desde enero del año pasado.

Mario Rotllant Solá 

Mario Rotllant Solá, al igual que sus primos políticos, ha pasado en las últimas dos décadas por múltiples sillones del grupo. Actualmente, y de acuerdo a la primera memoria anual de la embotelladora europea, Rotllant Solá ejerce como vicepresidente de Olive Partners, la sociedad creada en 2015 por los Daurella para controlar, a través de un accionista único, toda su participación (34%) en la macroembotelladora europea. Mediante esta maniobra, la familia catalana se convirtió en el primer accionista individual de Coca-Cola European Partners, accediendo así a la presidencia y a cuatro asientos en el consejo (además de los tres nombres protagonistas de este artículo, en él se sientan también José Ignacio Comenge Sánchez-Real y Francisco Ruiz de la Torre Esporrín, dos ex Iberian Partners).

Olive Partners: así bautizaron los Daurella la nueva sociedad con la que dominan la embotelladora europea

Además de su papel clave en Coca-Cola, Rotllant Solá es dueño y fundador de otras dos empresas del sector de las bebidas. A finales de los 80 creó junto a su esposa Carmen Daurella Bodegas Roda, grupo vinícola radicado en Haro (La Rioja). Años después, y siguiendo la estela de los vinos Roda, Rotllant Solá abrió en Mallorca la comercializadora de aceite de oliva virgen Aubocasser

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad