De dónde vienen y qué hacen los profesionales digitales mejor pagados

stop

El retrato robot del 'digital manager' describe a un profesional de alrededor de 40 años, con entre tres y cinco años de experiencia gestora en el sector y un pasado en el mundo del comercio electrónico

El marketing manager de Cinesa, Héctor Premuda, en el encuentro organizado por el Inesdi en Barcelona

Barcelona, 09 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

Audi, Pronovias, Cinesa, Nestlé, Reckitt Benckisser, Bayer, Gallina Blanca, Puig… La lista de grandes compañías en España que cuentan con un responsable de estrategia digital (digital manager o chief digital officer, según la denominación inglesa) es larga. Se trata, todavía, de un puesto relativamente desconocido, pero las multinacionales se los rifan.

Estos profesionales –en ocasiones con rol de directivos—son en esencia los encargados de liderar el proceso de transformación digital dentro de las empresas. Si hasta hace poco tiempo los cambios que implica el mundo digital se afrontaban desde departamentos determinados o con actuaciones puntuales, el chip de los que mandan ha cambiado.  

"El gran reto pasa por implicar a todas las áreas de la empresa en este proceso", explica Joana Sánchez, una de las grandes expertas en el negocio digital en nuestro país. Algo en lo que ya están metidas prácticamente todas las grandes compañías con presencia en España, sin importar el sector, sostiene Sánchez. "No creo que haya alguna a día de hoy que carezca de esta posición. (…) En un año ha habido un cambio drástico".

Cien perfiles en España

¿Pero de dónde vienen estos profesionales? ¿Cuál es el perfil típico del digital manager? Aunque la procedencia es diversa, acostumbran a llegar por dos vías. Por un lado, tras años de experiencia como profesionales del marketing o la comunicación en empresas importantes, y tras haber escalado a puestos de más responsabilidad. O, en otros casos, de la incipiente cantera de empresas emergentes del mundo del comercio electrónico (e-commerce), entre las que destacan casos de éxito como Privalia o Edreams.

La consultora Íncipy, dirigida por Sánchez, tiene identificados a unos 100 profesionales en España preparados para liderar los cambios digitales de grandes compañías. Una especie de club exclusivo (todos ellos están ejerciendo en este momento) que celebró su primera reunión anual hace escasos días en Barcelona.

Trayectorias

En este encuentro estuvo presente, por ejemplo, Víctor Ronco, recién fichado por el grupo Volkswagen-Audi para dirigir la comunicación digital del fabricante en España. Antes de este puesto, Ronco fue responsable de contenidos en Red Bull durante cuatro años y pasó por puestos de gestión en Danone y Banco Santander.  

O Héctor Premuda, Marketing Manager de Cinesa Uci para la península Ibérica, quien durante diez años dirigió la estrategia digital y el programa de fidelización de Caprabo-Eroski. Otros perfiles, como el del Chief Digital Officer global de Pronovias, Sergio Martínez, provienen del mundo de las relaciones públicas y las agencias, con altas dosis de conocimiento del mundo digital.

Experiencia y formación

Según el retrato robot realizado desde Íncipy e Inesdi, su escuela asociada, la edad media de este profesional se sitúa en la horquilla entre los 38 y 40 años, con una división de "60% hombres, 40% mujeres". Los conocimientos en analítica de datos se dan por supuestos. Así como una formación previa en marketing digital.  

En cuanto a la experiencia, el mínimo exigido son tres años en puestos similares, cifra que se eleva hasta cinco si la empresa incorpora el comercio electrónico dentro de su estrategia de ventas, apunta Joana Sánchez.

La mejor remunerada

¿Y la remuneración? De acuerdo a los datos recopilados en un reciente estudio elaborado por Íncipy, el rol de digital manager de una gran compañía aparece como la posición mejor pagada entre las profesiones digitales especializadas, con un salario mínimo anual de 60.000 euros brutos. Esta cifra puede elevarse hasta los 100.000 si el área de gestión se limita a España o hasta los 150.000 euros cuando es una posición global. Igual que con la experiencia exigida, la nómina sube si la compañía factura a través de la web. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad