Deloitte echa balones fuera y niega responsabilidades por la salida a bolsa de Bankia

stop

El auditor sostiene que siguió "en todo momento" las pautas del Banco de España y la CNMV y se desentiende de la información, supuestamente falseada, suministrada a los inversores

Economía Digital, con información de EFE

El ex presidente de Bankia, Rodrigo RatoEl ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, durante la salida a bolsa de la entidad / EFE
El ex presidente de Bankia, Rodrigo RatoEl ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, durante la salida a bolsa de la entidad / EFE

Barcelona, 20 de junio de 2016 (15:08 CET)

Balones fuera y dedos acusadores hacia los reguladores bancarios. Esta es la postura defendida por la firma auditora Deloitte, que niega cualquier responsabilidad en los errores supuestamente cometidos durante la salida a bolsa de Bankia. La compañía sostiene que durante este proceso siguió "en todo momento" las instrucciones del Banco de España y de la CNMV.

Tanto Deloitte como su socio auditor, Francisco Celma, han basado este lunes su defensa ante el juez Fernando Andreu en dos cartas con fecha de mayo de 2013 y abril de 2014. En ellas, según informa EFE, quedaría patente que la labor de auditoría y consultoría sobre la entidad, previa a su debut bursátil, se habría realizado según las pautas de los supervisores bancarios.

Andrés Herzog, abogado que ejerce la acusación particular en nombre de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), ha insistido en la necesidad de que el actual subgobernador del Banco de España, y en el momento de la salida a bolsa de Bankia vicepresidente de la CNMV, Fernando Restoy, comparezca como investigado.

Herzog ha pedido en diversas ocasiones que sea la Fiscalía Anticorrupción quien lleve el peso de la investigación.

La labor de los peritos del Banco de España

Durante la vista, Francisco Celma ha cargado con dureza contra la labor de los peritos del Banco de España, por "usar una normativa contable contraria al sentido común". Los peritos consideran falsos los estados financieros recogidos en el folleto de la salida a bolsa de Bankia, en el que se informaba de unas provisiones para insolvencias de 6.913 millones.

Según Deloitte, las provisiones especificas pendientes de asignación, el colchón de Bankia, eran más que suficientes para hacer frente a la salida a bolsa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad