Delphi baraja cuatro ofertas para vender la fábrica de Sant Cugat

stop

Una de las propuestas está muy avanzada, aunque sólo garantiza el empleo a la mitad de la plantilla

Fábrica de Delphi en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) / EFE

Barcelona, 12 de febrero de 2016 (01:00 CET)

La multinacional de componentes para el automóvil Delphi anunció a principios de febrero que dejará de producir en Sant Cugat del Vallès, donde fabrica bombas de inyección y da trabajo a unas 540 personas. Sin embargo, la compañía trabaja con una consultora de recursos humanos para encontrar un comprador para la fábrica y ya baraja varias ofertas.

La dirección de la planta y el comité de empresa han tenido este jueves la primera reunión de seguimiento del cierre de la planta, en la que Delphi ha explicado a los trabajadores las alternativas. La multinacional inició el proceso de traspaso hace meses acompañado de MOA, consultora dirigida en España por Joan Josep Berbel, que fue director del servicio público de empleo catalán durante el tripartito.

Negociaciones

El proceso se inició con el ofrecimiento a casi 600 empresas, de las que unas 25 mostraron cierto interés. De estas, se ha avanzado con cuatro, según han explicado fuentes del comité de empresa. La compañía no ha desvelado  el nombre de estas compañías por una cuestión de confidencialidad, aunque sí han avanzado que no se trata sólo de empresas del sector del automóvil.

Una de estas cuatro ofertas, no vinculantes, está "bastante avanzada" e incluso ha presentado ya previsiones de producción y de empleo: daría trabajo a unas 250 personas. La propuesta no satisface al cien por cien las pretensiones de la plantilla, ya que apenas salva la mitad de los puestos de trabajo, pero los representantes de CCOO y UGT son optimistas ya que consideran la propuesta un buen comienzo para terminar salvando la fábrica. Por eso han decidido aplazar posibles movilizaciones.

El Govern, expectante

De momento, el Govern no ha tomado parte en la negociación, a pesar de que se comprometió a mediar para garantizar un plan industrial que salvase el empleo de la planta. La administración catalana tendrá el primer contacto con el comité de empresa el martes que viene, aunque los representantes sindicales ya han iniciado los contactos políticos con los alcaldes de varios municipios del Vallès, e irán también al Parlament.

La próxima reunión de la plantilla con la dirección de la empresa y los representantes de MOA tendrá lugar previsiblemente la semana que viene. Además del futuro de la fábrica, los sindicatos quieren pactar las condiciones para la salida de trabajadores, con prejubilaciones y medidas voluntarias, y retrasar los primeros despidos, que en principio se han planteado para abril.

En retirada

La actividad de Delphi en Sant Cugat, y en España en general, ha ido en claro retroceso en los últimos años. La fábrica, que tenía más de 1.000 trabajadores hace una década, ha ido perdiendo trabajo hasta que, en 2014, decidió no asignar nuevos productos a la planta. En España ha pasado de siete a cuatro fábricas, tres cuando se marche de Barcelona.

La planta catalana fabrica bombas de inyección y su principal cliente es Daimler, con lo que exporta la práctica totalidad de su producción. Sólo se queda en España parte de lo que fabrica para Renault. La actividad de Sant Cugat la asumirá la planta de Rumanía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad