La estrambótica explicación de DIA tras sus peores resultados. En la imagen, Ricardo Currás, consejero delegado de DIA, con un grupo de franquiciados.

DIA culpa al bajo consumo de su caída pero sus rivales se hacen de oro

stop

La cadena de supermercados lidera las lidera las pérdidas del Ibex 35 este año frente al auge de sus grandes competidores

David Placer

Economía Digital

La estrambótica explicación de DIA tras sus peores resultados. En la imagen, Ricardo Currás, consejero delegado de DIA, con un grupo de franquiciados.

Madrid, 24 de mayo de 2018 (04:55 CET)

La cadena de supermercados DIA lidera las pérdidas de las 35 cotizadas del Ibex en los primeros cinco meses del año mientras sus competidores aumentan facturación, cuota de mercado y beneficios. Pero la cúpula de la empresa se pierde en excusas para justificar la caída y achaca su mal rumbo a los supuestos momentos difíciles que afronta el sector.

El consejero delegado de DIA, Ricardo Currás, ha explicado este miércoles que el desplome de la compañía en la bolsa se debe a la guerra de precios que sufre el sector y que ha afectado la rentabilidad de las cadenas de supermercados en España.

La cúpula directiva de DIA explicó hace apenas dos semanas que sus malos resultados trimestrales se debían a un primer trimestre “inusualmente lluvioso” lo que impidió que los clientes realizasen sus compras con normalidad.

La acción de DIA roza mínimos históricos en los últimos siete años tras el cierre de un pésimo 2017, el peor ejercicio de la compañía. DIA incumplió sus previsiones de venta y crecimiento y este año podría repetir el mismo resultado. En el primer trimestre, la compañía obtuvo un resultado nefasto. El año pasado, obtuvo un beneficio de 17,2 millones de euros. Este año, la cifra se desplomó hasta los 4,4 millones, el 74% menos.

En el trimestre fue la lluvia. Pero ahora, Ricardo Currás, el máximo ejecutivo de la cadena, asegura que el bajo rendimiento de la compañía en los últimos meses se debe a las bajadas de rentabilidad del sector, inmerso en una guerra de precios.

Currás invitó a los medios de comunicación para conversar de la marcha de la compañía y justificar los malos resultados. Aseguró que ha habido bajada de rentabilidad en compañías con “incluso más cuota de mercado”. Se refirió a Mercadona. Pero mientras la compañía echa culpas puertas afuera, sus principales competidores mejoran sus resultados.

La competencia, en alza 

Mercadona se convirtió el año pasado en la compañía con más ventas en España. La facturación ascendió a 21.011 millones de euros, por encima que cualquier otra compañía en España.  Aunque su beneficio se redujo a la mitad, la razón principal ha sido la enorme inversión que la compañía está realizando en la reforma de sus tiendas, un proyecto que ha implicado una inversión de unos mil millones de euros.

Lidl, otra de las cadenas con enorme crecimiento, facturó el 8% más en España el año pasado para acercarse a los 2.600 millones de euros. Ambas cadenas –al igual que Carrefour— han aumentado, además, en cuota de mercado.

DIA, por el contrario, pierde en márgenes, beneficios y cuota de mercado, a pesar de entrar en una guerra de precios desde el año pasado. La tensión aumenta en la compañía mientras sigue cayendo en bolsa y no se explica por qué. Su presidenta, Ana María Llopis, ya ha anunciado su dimisión. ¿Quién será el próximo? 

Hemeroteca

DIA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad