Ken Griffin, fundador de Citadel. FOTO: Wikipedia

Un millonario de Forbes presiona a Fridman con 9,8M en su contra

stop

Citadel, fondo del que es propietario el empresario Ken Griffin, apuesta contra DIA esperando a que Fridman fracase en su opa

Barcelona, 11 de abril de 2019 (13:14 CET)

Los fondos internacionales siguen moviéndose en el capital de DIA a la espera de que se resuelva la opa que Mikhail Fridman ha lanzado sobre la compañía. Si gran parte de los fondos han intensificado durante la semana la compra de acciones de la compañía a la vista de que el empresario ruso no tiene rivales, un inversor estadounidesne ha optado por todo lo contrario: comprar títulos a corto, con el objetivo de que las acciones bajen y poder enriquecerse.

Esta es la estrategia que ha emprendido Citadel, fondo del que es propietario Kenneth Griffin. El estadounidense es un filántropo conocido por donaciones millonarias como 150 millones para becas de la Universidad de Harvard y su fortuna, de 9.000 millones de dólares, le sitúa entre los 50 estadounidenses más ricos en la lista Forbes

Citadel, según explica Finanzas.com, acaba de elevar sus posiciones cortas en un 20%, con lo que ahora tiene 9,8 millones de acciones posicionadas a la baja contra DIA, lo que supone el 1,58% del capital de la cadena.

El fondo es un bajista habitual en el IBEX. Su modus operandi, que consiste en invertir a corto plazo y ganar dinero si la acción baja, se repite en otras compañías del IBEX, como OHL, donde muchos otros bajistas de DIA están presentes

Con este último movimiento que acaba de desvelar, Citadel se convierte en el mayor inversor bajista ahora mismo en DIA. Está por delante de Sand Grove Capital Management, que tiene posicionadas en corto el 0,97% de las acciones; PDT Partners, con un 0,57% en corto, y Maverick Capital, con un 0,51%.

Los movimientos de Citadel han llegado a veces a ser paradójicos. En febrero, en vísperas de su presentación de resultados, llegó a contar con filiales de su fondo que invertían tanto a favor como en contra de DIA. Citadel Multistrategy Equities Master Fund, su fondo con sede en Gran Cayman, tenía el 1,23% de las acciones de DIA en el lado alcista. No obstante, mantenía posiciones cortas con otras tres firmas suyas: Citadel Europe LLP, Citadel Advisors LLC y Citadel Advisors II LLC.

Citadel cree que la opa puede fracasar

El movimiento de Citadel se interpreta como una apuesta por el fracaso de la opa de Fridman. Ha aumentado su presión bajista porque espera que Fridman no saque adelante la ampliación de capital y, consecuentemente, la cotización se desplome.

El fondo estadounidense sabe que Fridman necesita que al menos el 50% del capital al que va dirigido la oferta acepte el precio de 0,67 euros por acción que ha puesto sobre la mesa. Dicho de otro modo, necesita que al menos un 35,5% de los accionistas digan sí a venederle sus acciones.

Pero Citadel, que sabe que hubo una escasa asistencia a la junta de accionistas celebrada el 20 de marzo, cree que existe un importante riesgo de que la opa no salga adelante.

Fridman confía en recabar apoyos

Desde Letterone, el fondo que controla Fridman, se muestran confiados en recabar los apoyos suficientes. Así lo trasladaron los hombres del fondo con domicilio en Luxemburgo, Stephan Ducharme y Sergio Dias, la pasada semana a los analistas. Ambos explicaron que iniciaban un road show para asegurarse el 35,5% de las acciones durante la opa y que no iban a subir el precio.

Este último punto es el que divide a todos los accionistas. Si bien es cierto que Fridman se ha asegurado las acciones de los miembros del consejo de administración y de la autocartera de la compañía, otros accionistas con peso significativo se oponen a ir a la opa. Este es el caso del empresario portugués Luis Amaral, propietario de la cadena Eurochash, y la Asociación de Defensores de DIA (AADD), que tienen un 2% y un 3% de la compañía, respectivamente. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad