El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35.  EFE/Mariscal

Dos ex Goldman Sachs ganan peso en DIA a la espera de Fridman

stop

El fondo Boussard and Gavaudan supera ya el 8,6% de DIA a falta de cinco días para que se resuelva la opa de Fridman

29 de abril de 2019 (18:46 CET)

Nuevos movimientos al calor de la opa de Mikhail Fridman. Tras la nueva prórroga solicitada por Letterone, la segunda, para hacerse con DIA, el fondo francés Boussard and Gavaudan, dirigido por dos ex Goldman Sachs, avanza posiciones en la compañía. La maniobra llega en un momento clave: Fridman podría pedir mañana un cambio de las condiciones de su oferta.

La irrupción de este fondo llegó a principios de marzo, nada más conocerse la luz verde de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la opa de Fridman. Boussard and Gavaudan está dirigido por Emmanuel Gavaudan y Emmanuel Boussard, quienes fueron calificados por el periódico francés Les Echos como "los alumnos de Goldman Sachs".

Ahora, Boussard ha vuelto a elevar su participación en la cadena de supermercados, pasando del 4,69% al 4,91% actual. Reparte su participación entre un 4,9% de forma indirecta, equivalente a un total de 30,5 millones de acciones, porcentaje que ha variado, y un 0,03% restante a través de instrumentos financieros.

La otra parte de su participación la maneja desde la sicav irlandesa BG Master, que también ha elevado su participación hasta el 3,72%, que tiene repartida en su mayoría entre un 3,7% de forma indirecta, equivalente a un total de 23,1 millones de acciones. 

Todas las compras de paquetes de acciones de Boussard se han realizado a precios inferiores a lo que Fridman pagará en su opa  — la acción de DIA no sube desde que el magnate ruso anunció sus planes — , por lo que por cada título que Boussard venda a Letterone garantiza ganar dinero. 

A la espera de cambios en la opa de Fridman

El fondo francés no ha dejado de aumentar su participación en DIA desde que apareció en los registros de la CNMV. El último movimiento llega tres días después de que Fridman pidiera, por segunda vez, más tiempo para resolver su opa sobre la cadena de supermercados y dejara el 6 de mayo como último día de adhesión. 

Fridman, máximo accionista de DIA, necesita convencer al 35,5% de los accionistas para que le vendan sus títulos, pero el precio que ofrece a cambio (0,67 euros por acción) ha despertado muchas críticas. 

Si la CNMV da luz verde a la petición de Fridman, Letterone no necesitará sumar tantos apoyos para la opa

No obstante, tal y como se deslizó  el viernes— la decisión no está tomada —, Letterone ya baraja solicitar una modificación de su oferta a la CNMV. La clave de esta operación, cuyo plazo expira mañana, está en pedir al regulador que examine si el precio de su opa es equitativo, justificando que la compañía ha sufrido un deterioro de su negocio muy significativo durante los tres primeros meses del año.  

En concreto, Fridman pasaría a necesitar sumar más de la mitad del capital de DIA, contando el porcentaje que ya controla (29%). Hasta ahora el umbral a superar era mucho más ambicioso: necesitaba convencer al 35,5% de los accionistas (la mitad de todo lo que no controlaba).  

Este cambio provoca que para que la opa salga adelante basta con sumar a pocos inversores institucionales, de los que necesitaría cerca del 22% del capital. Al porcentaje controlado por Boussard and Gavaudan, le siguen como accionistas significativos como el banco suizo Credit Suisse, que tiene cerca del 2,5%, o el fondo británico Melqart, que tiene el 2,29%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad