El exconsejero delegado de DIA, Ricardo Currás.

El beneficio de DIA se desploma el 88% en el primer semestre

stop

La cadena de supermercados DIA registra su peor resultado con un beneficio de seis millones de euros

Madrid, 26 de julio de 2018 (08:28 CET)

La cadena de supermercados DIA ha registrado este jueves su peor resultado desde su salida en bolsa. La empresa cotizada ha obtenido un beneficio neto de seis millones de euros, lo que supone un desplome del 88% respecto al mismo período de 2017.

Las ventas también se ceban con el resultado. La cifra de negocios de DIA también cae de forma sustancial. La sociedad obtuvo 3.795 millones de euros, el 10,3% menos. Y el ebitda también es inferior al del año pasado con 225,7 millones de euros, el 19% menos.

La compañía ha justificado sus malos resultados por las devaluaciones del real brasileño y el peso argentino, sus dos principales mercados fuera de la península ibérica. La empresa ha justificado sus malos resultados en el impacto de las huelgas de transporte en Brasil y también por el "escenario complicado" en España. 

DIA ha reconocido sin tapujos que los resultados son los peores de la compañía desde que salió a bolsa. El consejero delegado, Ricardo Currás, admitirá esta mañana que los resultados son mucho más pobres de lo esperado en ventas y también en beneficios.

DIA acumula un escalabro en bolsa

La compañía acumula ya cuatro años de caídas consecutivas en beneficio. Los resultados de 2017 dispararon todas las alarmas. DIA se había dejado entonces dos tercios de sus beneficios en los últimos tres años. Con los resultados de este semestre, el desplome se agudiza. 

La acción de DIA acumuló esta semana caídas hasta alcanzar los 2.07 euros, su nivel más bajo en los últimos cinco años. Pero, de forma sorpresiva, ha subido hasta más de 2,20 euros con la presentación de los malos resultados, lo que podría demostrar que el mercado esperaba resultados aún peores.

La acción de DIA batía récords en 2015 al superar los siete euros por título. La caída bursátil continuada los planes de compra del magnate ruso Mijaíl Fridman, que podría hacerse con el control de la empresa a un precio muy inferior al previsto. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad