El capitán de Yahoo! en España sale de la compañía a golpe de ERE

stop

SALIDAS INDEMNIZADAS

Rafael Amieva, managing director de Yahoo en España

en Barcelona, 21 de abril de 2015 (21:22 CET)

¿Qué pasa en Yahoo! España? La compañía ha pasado por un proceso de reestructuración heavy. Y en el último expediente laboral (ERE) que ha aplicado ha salido, incluso, el managing director de la firma. Estaba previsto reducir la plantilla a la mínima expresión. Y así parece que ha sido. Hasta Rafael Amieva ha dejado Yahoo a golpe de ERE hace apenas mes y medio.

Vinculado a la compañía desde 2006, Amieva ha optado por iniciar una nueva etapa profesional fuera de la empresa. ¿Cuánto habrá cobrado antes de irse? La compañía evita hablar de indemnizaciones.

Compensaciones pre-reforma laboral

Pero, los últimos datos al respecto apuntaban a 60 días por año trabajado. De ser así, Amieva se habría llevado una compensación que triplica los 20 días por año que estima la última reforma laboral.

"Amieva se ha ido tras llegar a un acuerdo con la empresa. Fue una negociación entre la firma y los trabajadores. Y ha sido una salida cordial", subrayan fuentes próximas a Yahoo!. El nuevo capitán de Yahoo en España llegaba al cargo hace escasamente un año. Llegó para sustituir a Roberto Campo al frente de la enseña.

Y, ahora, ¿quién ha tomado las riendas de Yahoo? Mariana Monreal ha sido nombrada administradora de la sociedad Yahoo Iberia, según ya se desprende del Registro Mercantil y han confirmado los mismos interlocutores. Monreal es la responsable de programación, audiencias y publicidad. Y, tras la salida de Amieva, ahora también ha asumido algunas tareas de su hasta ahora jefe. Se ha convertido en la nueva capitana de a bordo. No ocupa el mismo puesto que Amieva, pero a efectos prácticas es la nueva líder de la filial española.

Limpieza de la filial

Las salidas de trabajadores y directivos de Yahoo! se deben a un fuerte repliegue de la compañía en mercados como Europa, África y Oriente Medio (EMEA). Y España ha sido uno de los países afectados. De hecho, de los pocos más de 100 trabajadores que había en la filial española, estaba previsto que se quedaran menos de diez.

Sin embargo, las indemnizaciones habrían evitado que las bajas fueran, cuanto menos, traumáticas y, por ello, que la compañía insista en que han sido unas salidas amistosas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad