El conflicto de Gaza explota en las manos de Garnier

stop

L'Oréal intenta minimizar el boicot que se ha iniciado a los productos de esta marca tras la publicación de una foto con soldados israelís con productos de la compañía

Soldados de Tsahal con productos de Garnier | ED

07 de agosto de 2014 (17:31 CET)

El conflicto de Gaza ha llegado a la central parisina de L'Oreál. El grupo francés intenta minimizar los efectos de un boicot que se ha iniciado en las redes sociales contra una de las marcas de la compañía, Garnier.

El motivo, una fotografía en la que aparecen soldados israelís de la base de Tsahal rodeada de cajas de productos de higiene personal de esta firma.

El enfado de los internautas se canaliza a través del hashtag #BoycottGarnier. “No existen cosméticos que puedan embellecer lo que el ejercito israelí ha hecho en Gaza”, afirma uno de los usuarios que se ha unido al boicot. “Apoyáis el genocidio que comete Israel en Palestina”, añade otro de los firmantes. Incluso se acusa a la marca de apoyar el “terrorismo de Estado”.

Envío de un proveedor local

L'Oréal ya ha movido ficha. La compañía ha precisado a la prensa gala que quien realizó el envío del material al ejército fue uno de sus distribuidores en Israel a título individual. La firma intenta mantenerse lo máximo de neutral posible en la guerra entre hebreos y palestinos. Debe extender un cortafuegos sin provocar un boicot a la inversa. Es decir, del lobby judío.

El grupo francés no ha hecho público si mantiene el contrato de distribución con el proveedor que le ha metido en el brete.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad