Los medios de comunicación, en riesgo por el coronavirus.

Los grandes de la prensa achacan a la pandemia la pérdida de 30M

stop

Vocento, Prisa y Unidad Editorial reducen sus ingresos durante el primer trimestre por la caída del mercado publicitario

Madrid, 29 de mayo de 2020 (04:55 CET)

No cabe duda de que el coronavirus ha tenido efectos devastadores sobre el mercado publicitario, al que los medios de comunicación no han podido agarrarse durante la crisis sanitaria. Ahora, tras varios meses presionando al Gobierno para recibir ayudas​, las cabeceras más importantes de España afloran las primeras cifras del impacto económico.

Así, de acuerdo a las cuentas trimestrales de Vocento, Prisa y Unidad Editorial  — las dos primeras cotizan en España y la tercera en Italia, debido a que su propietario es RCS Mediagroup — , el agujero conjunto en ingresos de los tres grupos durante los tres primeros meses del año superó ligeramente los 30 millones de euros en comparación con el mismo periodo del año anterior.  

El último grupo en desvelar el golpe fue Prisa. El propietario de El País, el periódico más leído en España, reconoció un impacto por el covid en su facturación y resultado de explotación. Sus ingresos descendieron en 10,5 millones respecto al primer trimestre del año, anotándose caídas en las áreas de prensa y radio (Cadena SER y 40 Principales, entre otras emisoras) y salvando, una vez más, los de su división educativa (Santillana).

Antes de Prisa fue el turno de Vocento, la empresa editora de ABC. El grupo de comunicación que también cuenta con cabeceras regionales como Las Provincias (Comunidad Valenciana) o El Correo (País Vasco) anotó un descenso de 5,8 millones en la facturación total de enero a marzo si se compara con el primer trimestre de 2019.

También reconoció una reducción de su negocio Unidad Editorial, dueño del diario El Mundo, del económico Expansión y del deportivo Marca. Fue su matriz, RCS Mediagroup, conocida por ser propietaria de Corriere della Sera, la que reconoció ante la bolsa italiana una caída de su facturación a doble dígito, tras dejarse casi 14 millones respecto al año anterior.

ERTE, recortes y muros de pago

Los tres grupos de comunicación que han desvelado sus números también han llevado a cabo medidas económicas de contención, cuyo denominador común han sido los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en las redacciones de los periódicos, ya adelgazadas desde hace años con motivo de la crisis de la prensa en papel. 

Prisa lo cerró recientemente en su buque insignia, El País, con un acuerdo respaldado mayoritariamente por la plantilla. La clave de su acuerdo fue una reducción de jornada de aproximadamente un 11%  — los trabajadores con salarios inferiores a 33.600 euros anuales no se verán afectados —  hasta que termine el año. La empresa ofreció que, en el caso de que la caída de ingresos por publicidad en 2020 fuera igual o inferior al 10%, procedería a abonar una paga lineal a todos los afectados por el ERTE el año siguiente.

Vocento fue de los primeros en tomar cartas en el asunto. Empezó con ajustes laborales en las áreas de administración, pero ha terminado extendiendo las mismas medidas a las redacciones. Unidad Editorial tampoco ha escapado a estas prácticas. Sus ERTE se han negociado con distinto resultado en las delegaciones territoriales y en la edición central.

Otra medida implantada ha sido culminar los muros de pago como vía de ingresos complementaria a la publicidad. El País se estrenó en plena pandemia con un servicio de suscripción y un mes promocional, El Mundo lo había inaugurado ya en octubre y ABC espera a que pasen turbulencias para activarlo. Se espera que llegue a partir de la segunda mitad de año.

La publicidad se resiente en la prensa

Lo vivido en las redacciones de los principales medios de comunicación se debe a la caída de la publicidad, aunque también se han resentido la venta de ejemplares y los eventos, una vía de negocio que cada vez tiene más importancia. La reducción drástica de la movilidad por el confinamiento tuvo como resultado la paralización de la actividad económica y, por tanto, de la inversión de las empresas en anuncios. 

Los datos de las grandes compañías representan una pequeña parte del impacto del coronavirus, dado que el primer trimestre apenas recogen las dos últimas semanas de marzo en las que se instauró el estado de alarma.

Los datos de abril son, si cabe, más preocupantes. El último estudio de Infoadex, la consultora de referencia en el sector publicitario para los medios de comunicación, cifra que durante el pasado mes, el segundo de confinamiento, la inversión publicitaria total —se analiza desde el cine hasta la radio, la televisión y las revistas—, descendió a 243 millones de euros, un 50% menos que en el periodo equivalente del año anterior, cuando el volumen registrado fue de 487 millones de euros.

En este sentido, los diarios impresos captaron 17,7 millones de euros en inversión publicitaria, lo que significa una caída superior al 48% si se compara con los 34,4 millones de euros respecto a abril del pasado año.

Hemeroteca

Vocento PRISA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad