En la imagen, una tienda de El Corte Inglés.
stop

El Corte Inglés pone a la venta 11 grandes almacenes pero solo garantizará alquileres cortos, lo que hace dudar a los inversores del futuro de los centros

Madrid, 09 de abril de 2019 (09:29 CET)

El Corte Inglés se plantea el futuro de más de una decena de centros comerciales. Los grandes almacenes están deshaciéndose de sus activos no estratégicos, y han puesto a la venta 95 inmuebles pero solo garantizarán alquileres cortos a los posibles compradores de los 11 grandes almacenes incluidos en el proceso. Debido a los pocos años que garantiza operar en ellos, que llegan a un máximo de cinco, los inversores ponen en cuestión el futuro de esos centros.

El Corte Inglés puso en marcha el 29 de marzo el mayor proceso de desinversión de su historia, encargando a PwC la venta de 95 activos inmobiliarios no estratégicos. Los inversores han recibido el borrador previo de la venta que no detalla cuáles son los centros comerciales, grandes almacenes, oficinas u otros activos por los que pueden pujar.

Solo aparecen detalles sobre el tamaño y las ubicaciones, o si son considerados activos líquidos. Aun así, El Corte Inglés sí consigna en el documento la duración de los contratos de alquiler de los 11 grandes almacenes que pone a la venta, que en todos los casos es de tres a cinco años, una vigencia que se considera reducida en el sector, según publica Cinco Días.

El grupo se quedaría en ellos como inquilino con contratos de sale & lease back, pero algunos de los grandes inversores que han recibido la propuesta, y que conocen el objetivo del grupo, señalan que el plan final de la empresa presidida por Jesús Nuño de la Rosa pasa por dejar de operar todos o algunos de estos centros cuando se acabe ese primer plazo de alquiler.

El Corte Inglés deja claro al respecto que no hay una decisión tomada, y además recuerda que no está previsto que el proceso de desinversión afecte a la plantilla. Por lo tanto, no cierra la puerta a seguir operándolos una vez finalice el periodo de alquiler.

La deuda de El Corte Inglés

Los alquileres cortos benefician no agrandar la deuda, ya que con la norma contable NIIF 16 vigente desde este año, el valor de los arrendamientos a futuro se anotan como deuda. No obstante, no es común en un gran almacén, y aún menos en El Corte Inglés, que siempre ha apostado por centros en propiedad.

Aunque no hay detalle exacto de cuáles son las tiendas afectadas, se trata de 11 centros comerciales no estratégicos ubicados en Cataluña, Madrid, Andalucía, Aragón, Galicia, Canarias y Navarra, según se recoge en el borrador. Todos ellos cerraron el último ejercicio con ebitda positivo, según fuentes conocedoras del proceso.

La intención de la compañía que preside Jesús Nuño de la Rosa es completar el traspaso de todos los activos durante este año. El grupo ha acometido varias desinversiones dentro de una estrategia encaminada a reducir la deuda financiera y, como resultado, conseguir el grado de inversión para sus emisiones de deuda. Así, ha vendido tanto inmuebles como otros activos que consideraba no estratégicos para su negocio.

El Corte Inglés pretende destinar la mayor parte a la reducción de su deuda financiera. Al cierre del primer semestre del ejercicio 2018, alcanzaba los 3.652 millones de euros. En este contexto se enmarcan las operaciones de desinversión que ha realizado recientemente. 

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad