Centro de El Corte Inglés en Santiago. Foto: El Corte Inglés

El Corte Inglés refuerza su equipo de venta online tras el caos de primavera

stop

Los grandes almacenes reestructuran sus servicios centrales por el coronavirus e incorporan a 140 personas procedentes de otras divisiones

Barcelona, 19 de octubre de 2020 (18:03 CET)

En su camino por convertirse en un referente de la venta online, El Corte Inglés encuentra la manera de optimizar sus servicios centrales. Con el diagnóstico en la mano de que cuenta con un excedente de personal de oficina, los grandes almacenes reconvertirán a 140 personas de diferentes divisiones es especialistas en la venta por internet, uno de sus grandes puntos débiles, como se pudo ver tras la oleada de quejas que generó el incremento de la demanda durante la primera ola del coronavirus.

Fuentes sindicales explicaron este lunes que el traslado afectará a 139 trabajadores a los que respetará tanto el salario como la jornada laboral. “La modificación se realiza para atender a las necesidades derivadas del incremento exponencial de la actividad del call center de la división de venta a distancia ubicada en el edificio de la calle Alfonso Gómez (Madrid)”, señalan las mismas voces.

La empresa que preside Marta Álvarez comunicará en los próximos días el cambio de puesto de trabajo a los seleccionados. En un futuro, la compañía abre la puerta a que los empleados no deban trasladarse al call center y puedan ejercer sus funciones desde casa.

El Corte Inglés abre la puerta al teletrabajo a su plantilla del 'call center'

Con el refuerzo del departamento de venta online, El Corte Inglés aspira a aplacar las críticas que recibe desde hace meses por su falta de capacidad para hacer frente al incremento de las compras por internet. De hecho, durante los meses más duros de la pandemia ya hubo personal que prestó servicios de forma transitoria en la división.

Como ya explicó Economía Digital en junio, centenares de clientes inundaron las redes sociales de quejas por paquetes que no llegaban a tiempo, envíos incorrectos y nula atención al cliente.

Ahora, la empresa trata de poner fin a las quejas con una estrategia coordinada: más recursos para el equipo y una nueva aplicación para hacer frente a Amazon. Con la app, la firma pretende alcanzar una facturación online de 1.800 millones de euros y poner a disposición del cliente hasta 500.000 productos con entrega en menos de 24 horas.

Además, las entregas en menos de un día estarán disponibles en 36 de las 50 provincias de España y por un coste de 19,95 euros al año; algo más de la mitad que vale el servicio de Amazon Prime en el país.

El Corte Inglés tiene la misión de optimizar sus servicios centrales

Según explican dos fuentes internas distintas, la tendencia de trasladar personal de oficinas a la venta cobró importancia hace algo más de un año y medio, aunque hasta ahora se focalizó en enviar empleados ubicados en los cuarteles generales hacia las tiendas, como ya explicó Economía Digital.

Se invitaba al cambio de destino a personal de áreas tan distintas como el departamento de compras o la división de diseño, con tareas habituales muy distintas a la atención al público que se requiere en los centros comerciales.

Por ello, las mismas voces explican que más de la mitad de los trabajadores a los que se pide el traslado a los establecimientos terminan por abandonar El Corte Inglés. Eso sí, se les remunera con indemnizaciones abultadas, muy superiores a las establecidas por ley.

Con el impacto del coronavirus, la atención se desplazó desde los centros comerciales a la página web. Además, se realiza después de consultarse con la firma de análisis AT Kearney, responsable del llamado proyecto Atenea.

Atenea es el plan de El Corte Inglés para reestructurar y aligerar su plantilla en las oficinas centrales. Iniciado en febrero de 2019, el procedimiento se focalizó en las áreas de gestión donde se podrían estar produciendo duplicidades. “La intención es que la parte administrativa sea la mínima indispensable”, señalan de forma interna.

Encargado a la consultora AT Kearney, focaliza sus esfuerzos en dos puntos: mejorar los procedimientos de cada departamento en busca de una mayor eficiencia en el día a día y tratar de conocer el porcentaje de empleados que puede abandonar las oficinas para comenzar a trabajar en las tiendas, tanto físicas como digitales. Así, los movimientos actuales coinciden con los rasgos principales del estudio.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad