Una trabajadora de El Corte Inglés de Córdoba, durante la pasada primavera. EFE/Salas

El Corte Inglés manda a 20.000 trabajadores a ERTE

stop

Las restricciones en Andalucía se añaden a las que implementaron Cataluña, Asturias y Castilla y León. La agencia de viajes fue la primera afectada

Barcelona, 11 de noviembre de 2020 (06:55 CET)

El pasado 8 de junio, El Corte Inglés levantó el ERTE que había presentado para 25.900 de sus trabajadores. Algunos creyeron que las salidas provisionales ya habían acabado: por aquel entonces, muchos expertos todavía defendían la recuperación económica en forma de V, una posibilidad que ha quedado totalmente descartada con el impacto de los rebrotes. La segunda oleada de contagios trajo multitud de restricciones que obligaron a los grandes almacenes a volver a recurrir a los despidos temporales; hasta 20.000 en toda la organización.

La compañía que preside Marta Álvarez presentó expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a medida que las distintas comunidades autónomas impusieron nuevas limitaciones para frenar la propagación de la Covid-19. Todavía no golpean a las 25.900 personas del primer ajuste, pero en la empresa pocos dudan que se alcanzará o incluso rebasará el número.

Los primeros afectados por los nuevos ERTEs fueron los trabajadores de Cataluña, Asturias y Castilla y León. Hace dos semanas, la primera restringió el espacio abierto al público de las grandes superficies a 800 metros cuadrados y un 30% del aforo. Más severas fueron las otras dos comunidades autónomas, que directamente obligaron a los establecimientos no esenciales a bajar la persiana.

La reacción del gigante de la distribución no se hizo esperar y afrontó las limitaciones con bajas temporales. Aunque la empresa se resiste a dar el número de afectados, --"todavía se están valorando"-- fuentes de Comisiones Obreras (CCOO) cifraron en 9.000 los trabajadores impactados por el plan: 5.000 en Cataluña y unos 4.000 entre Asturias y Castilla y León.

El último ERTE: El Corte Inglés recortará el 25% de su plantilla en Andalucía

La semana pasada, el goteo de restricciones continuó. Murcia impuso el cierre de la hostelería y Cantabria permitió la actividad únicamente las terrazas. El viernes llegó la respuesta de El Corte Inglés: otro ERTE para los empleados de las cafeterías y bares de sus centros comerciales. Otra vez sin cifras oficiales, aunque las fuentes sindicales consultadas hablan de más de 200 afectados en cada una de las zonas.

La última región en pasar por el filtro de los despidos es Andalucía. La organización presentó este lunes un ERTE parcial que recortará el 25% de la jornada laboral de toda la plantilla del territorio a excepción de la que está basada en Granada, donde el ajuste será total. Según las voces consultadas por Economía Digital, el plan afectará a más de 5.000 empleados.

El correctivo se debe a las restricciones adoptadas por la Junta de Andalucía, que implican el cierre perimetral por municipios, la ampliación del toque de queda y la obligación de bajar la persiana a toda actividad no esencial a partir de las 18.00 horas. Las limitaciones, adoptadas de forma general en todo el territorio, son incluso más restrictivas en la provincia de Granada, donde directamente se optó por el cese total de las actividades a excepción de las consideradas esenciales.

El ERTE de Viajes El Corte Inglés

Pero los ERTEs de los grandes almacenes no se aplican solamente con carácter territorial, también lo hay vigentes en unidades de negocio enteras, como es el caso de Viajes El Corte Inglés (VECISA), donde sus trabajadores sufren una reducción de jornada del 80% vigente hasta el 31 de agosto de 2021.

La compañía y los sindicatos pactaron el ajuste el pasado mes de septiembre con una vigencia de once meses. La medida se debe a que la compañía tiene prácticamente cerradas todas sus agencias, pues solo mantiene abiertos 150 de sus 420 puntos de venta. Y con horario reducido: de las 12.00 horas a las 20.00 horas.

El nuevo ERTE para VECISA es incluso más restrictivo que el primer ajuste, durante el primer estado de alarma. Entonces el plan afectó a 4.500 empleados.

De este modo, los más de 14.000 trabajadores procedentes de los centros comerciales de Cataluña, Castilla y León, Asturias y Andalucía se suman a las casi 5.000 personas de la división turística y los más de 400 asalariados de las cafeterías murcianas y cántabras para dejar una cifra que ronda los 20.000 afectados.

El Corte Inglés no abona el 100% del salario

Con el reguero de despidos temporales en marcha, los representantes de los trabajadores exigieron que los empleados afectados se reubicasen en otros departamentos para atender a la venta online y que, en caso de no ser posible encontrar un nuevo destino, la compañía complementase el salario de los afectados hasta el 100%.

Sin embargo, la firma no está por la labor de aportar la remuneración perdida. Fuentes de los grandes almacenes explican a Economía Digital que, a diferencia del ERTE aplicado durante el primer estado de alarma, el sueldo no se complementará porque "el objetivo es preservar el empleo".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad