José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica

El coronavirus araña 22M de Telefónica y Orange al cerrar sus tiendas

stop

Las telecos han sufrido un impacto limitado por la crisis sanitaria, pero la venta de terminales se ha frenado durante el último mes de marzo

Madrid, 08 de mayo de 2020 (04:55 CET)

El impacto del coronavirus en las empresas de telecomunicaciones en España ha sido limitado pero inevitable. El cierre de las tiendas de Telefónica y Orange, la primera y segunda compañía del mercado nacional, ha estado ligado a la caída en la venta de móviles, cuyo descenso se cifra en 22 millones de euros de manera conjunta, de acuerdo a las cifras presentadas sobre el primer trimestre del año.

Así, según la información revelada durante esta semana por una y otra operadora, Telefónica habría pasado de ingresar en España 64 millones de euros por este concepto, frente a los 76 del mismo periodo del año anterior (-15,8%). Orange, por su parte, se dejó 10 millones de euros, al pasar de ingresar 145 millones frente a los 155 durante los meses de enero-marzo de 2019 (-6,3%).

La venta de terminales representa una partida cada vez menos importante para las empresas de telecomunicaciones. Los ingresos principales llegan por los servicios en el mercado residencial con la venta de voz, conectividad a internet (fibra o ADSL) y televisión de pago por contenidos premium (el fútbol, el cine y las series en exclusiva).

De hecho, en los últimos años se observa una tendencia a la baja en la venta de terminales de todos los operadores por, entre otros motivos, la entrada de nuevos competidores en el mercado. Los rivales ya no son las propias telecos, sino grandes cadenas como El Corte Inglés y Mediamarkt capaces de ofrecer el mismo producto a precios combativos.

Lo cierto es que, ante la caída del negocio de venta de móviles y una atención al cliente cada vez más digitalizada, el papel de las tiendas de telefonía se está repensando desde las compañías. Vodafone, con 844 tiendas en España, anunció el pasado año un recorte global en toda Europa para su red de establecimientos, mientras que Orange y Telefónica, con casi 1.000 establecimientos cada una, optan de momento por transformar sus tiendas bajo el modelo smart store y evitar así echar el cierre.

Más impacto del covid: roaming, tarifas prepago y morosidad

Telefónica reconoció en sus resultados trimestrales que otro de los efectos de la crisis sanitaria en su negocio fue un mayor riesgo de morosidad y un incremento de la presión en el segmento del prepago móvil, al observar menos recargas de saldo de los clientes. A ello se sumaron efectos adversos en el roaming, al cancelarse los viajes por la restricción de la movilidad, limitada a ocho supuestos (ir a comprar, a la farmacia o regresar al domicilio) en las primeras semanas de confinamiento. 

Daños del covid en las 'telecos': menos roaming, menos prepago y más morosidad

Durante la rueda de prensa, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilà, también recordó ante los periodistas que la prohibición de las portabilidades —conseguir clientes de la competencia manteniendo su número de teléfono— por parte de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), como medida excepcional durante la pandemia, tumbó parte de las expectativas comerciales de la compañía.

Leer más: Movistar se rinde a la fiebre de los datos ilimitados

Y es que Telefónica, que ya tenía una estrategia diseñada a partir de marzo para recuperar clientes fugados en enero y febrero, no solo no pudo compensar esta pérdida con su nuevo plan comercial, sino que sufrió cancelaciones en marzo de clientes de fútbol (principalmente bares) por la paralización de las competiciones.

Los beneficios del covid para las telecos

Pese a todo, Orange y Telefónica no pueden utilizar el coronavirus solo como pretexto para justificar caídas en su resultado global. La pandemia también ha tenido un impacto positivo en algunos puntos del negocio.

Por ejemplo, los niveles de inversión por el retraso de las subastas de espectro —como ya confirmó el Gobierno de España—  han caído por, entre otras causas, un menor despliegue de red derivado del confinamiento.

Telefónica ha aumentado la base de clientes que demandan televisión en Movistar+ y Movistar Lite

Tampoco cabe duda de que las telecomunicaciones se han convertido más que nunca en un servicio esencial, lo que ha hecho que los clientes valoren más la red y hayan demandado más servicios de conectividad de alta calidad. Un claro caso está en la fiebre por los contenidos, que impulsó los ingresos de vídeo de Telefónica hasta los 734 millones de euros. Esa cifra se registró tras un incremento del 0,7% interanual durante el primer trimestre.

Los clientes contratados para recibir estos servicios (accesos en el argot de la compañía) se cuentan ya por 9,7 millones, la mayoría de ellos en la televisión de pago Movistar+ y el resto en la plataforma de vídeo por internet, Movistar Lite.

Hemeroteca

Telefónica Orange
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad