El empresariado gallego toma Barcelona

stop

La entrega de los títulos de excelencia galega reúne en un mismo evento a Ana Pastor, Alberto Nuñez Feijóo, Jordi Pujol, Amancio López y Antón Costas, entre otros

Feijóo y Sánchez Camacho rodeados de empresarios gallegos afincados en Catalunya | E.D.

05 de julio de 2014 (00:42 CET)

"¡Qué cantidad de gente importante hay aquí!". Así entraba este viernes por la noche el consejero de Empresa i Ocupació catalán, Felip Puig, en la cena anual que organiza la Asociación de Empresarios Gallegos de Catalunya en Barcelona, con 232 asistentes. Acto seguido, al saludar a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y al presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, ha roto una copa. La noche estaba inaugurada.

La excusa es entregar los títulos de Excelencia Galega. "Un referente en todo el país", tal y como ha señalado la organización. En esta ocasión, los gallegos eméritos que lo han recogido han sido el ex presidente socialista de la Xunta Emilio Pérez Touriño (Ciencias Políticas); el doctor Pablo Villoslada (Ciencias y Medicina); el presidente y consejero delegado del grupo Gadisa, Roberto Tojeiro (Empresa); el judoka Alejandro Blanco (Deportes); el escultor Francisco Leiro Lois (Artes); y el periodista Luis del Olmo (Comunicación). De hecho, el único no gallego de esta edición en recibir el galardón. El locutor de radio nació en Ponferrada (León), aunque está casado con una gallega. Pero la convocatoria, en el fondo, es la excusa per dejarse ver y hablar. Se trata de uno de los evento empresariales del año en la capital catalana. De esos en los que la etiqueta es obligatoria pero el relax impera en el personal.

Asistentes

La lista de asistentes ha sido larga. En la puerta, para dar la mano a todos los asistentes, el presidente del grupo Hotusa, Amancio López. Asociado de referencia de la asociación junto al presidente de Filmax, Julio Fernández; el del Grupo Analin, Francisco Cabanas; o el de la farmacéutica Indukern, José Luis Díaz-Varela, entre otros.

Uno de los más puntuales ha sido el ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, quien ha acudido acompañado de su esposa, Marta Ferrusola. Más tarde ha hecho acto de presencia su hijo, Oriol Pujol Ferrusola. Sin su mujer, Ana Vidal, quien ha preferido quedarse en casa el día después de que Hacienda asegurara que cobró comisiones durante cinco años. Cierra la lista de políticos de CiU el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

El vestido de Sánchez-Camacho

En el capítulo político, la verdadera estrella de la noche ha sido la líder del PP catalán. Alícia Sánchez-Camacho ha deslumbrado (y ha estado en boca) de todos los presentes con un espectacular vestido de coctel fucsia. La aguja responsable del traje es la de la diseñadora canaria Teria Llavar. Un descubrimiento reciente de la líder conservadora que ha conseguido aunar originalidad y un "precio muy asequible", tal y como ha detallado a este medio.

Menos llamativos han sido el resto de vestidos de los presentes, aunque el largo ha imperado.

Empresariado


Las patronales catalanas han querido dar su apoyo a los empresarios gallegos de adopción. El secretario general de Foment del Treball, Joan Pujol, y el de Fepime, Salvador Guillermo, han hecho actos de presencia.

Quien se ha econtrado como pez en el agua ha sido el presidente del Círculo de Economía, el gallego Antón Costas. El catedrático ha compartido su sabiduría con los presentes: los berberechos, sin limón. Les quita el sabor. Aunque el nutrido grupo de empresarios gallegos que han secundado la convocatoria venían con la lección aprendida de casa.

También han asistido el director de la oficina Antifraude catalana, Daniel de Alfonso; directivos de Caixabank y Banc Sabadell; los directores de cine Pau Freixas y Manuel Carballo; y el secretario general de ciutadans, Matías Alonso Ruíz, entre otros. La velada se ha alargado hasta pasada la medianoche.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad