Un coche VTC. EFE

El gigante de las VTC disparó pérdidas tras su expansión con Cabify

stop

Auro, la segunda compañía con más licencias VTC a nivel nacional, cerró 2017 en números rojos por su agresivo plan de crecimiento

Barcelona, 01 de febrero de 2019 (04:55 CET)

El gigante de las VTC Auro New Transport, la segunda mayor empresa con licencias para coches que trabajan con plataformas privadas de movilidad, cerró 2017 con pérdidas superiores a 321.000 euros. Las últimas cuentas de esta sociedad, cuyos coches trabajan para la plataforma Cabify, revelan que consiguió multiplicar por más de tres su volumen de negocio gracias, sobre todo, a la inyección millonaria que recibió. 

En concreto, Auro New Transport, anteriormente conocida como Gestaxi, pasó de facturar 1,2 millones de euros en 2016 a casi 4,4 millones. Lo logró a través de aquisiciones de sociedades con autorizaciones VTC, una política que por otro lado disparó su partida de gastos de explotación, hasta cerrar el ejercicio en números rojos.

La compañía liderada por José Antonio Parrondo, un ex jefe del taxi famoso por cambiar de bando y ser odiado por los taxistas, junto a directivos del mundo startup (Tuenti y Hawkers), aspira a convertirse en una de las empresas más poderosas del mercado VTC, con más de 2.500 si se suma su otra gran compañía, Cibeles Comfort Cars. Actualmente en España, según datos oficiales, hay 12.865 licencias.

Por delante de Auro está Moove Cars, en manos del fondo americano King Street, que pronto tendrá la cuarta parte del mercado de licencias en toda España (aproximadamente 5.000); por detrás, no obstante, está Vector Ronda, vinculada al empresario Rosauro Varo (ex Pepephone), cuyo volumen de licencias es aproximadamente de 1.500 en el mercado nacional. 

La gasolina de Auro en 2017

Si Auro puso los coches y los chóferes para Cabify, la plataforma de movilidad se encargó de financiar su expansión. La compañía comprometió ese año 39 millones de euros que, según varias fuentes consultadas, llegaron desde una de las mercantiles españolas. La compañía, preguntada al respecto por este medio, no ha querido hacer declaraciones al cierre de esta información.

Así, Auro se colocó durante ese año como una de las empresas con más VTC, con compras como la de la empresa Radio Taxi Barcelona, tenedora de 83 licencias, hasta entonces en poder de otra cara conocida del taxi en Cataluña, Josep Maria Goñi. Este tipo de operaciones también se replicaron en Cibeles, con la compra de sociedades a los hermanos Ramos

El catalán, al igual que Parrondo, ocupó puestos de relevancia en el sector, como la secretaría general de la Federación Catalana del Taxi y como representante de la Unión Nacional del Taxi (UNALT). 

Mayor fue el caso de Autos Lavapies, con 300 licencias. Parrondo y sus socios aterrizaron en junio en el consejo de administración de esta compañía fundada en octubre de 2016 por el propio Goñi. En total, de acuerdo a la documentación consultada, Auro tenía en su poder hasta diez sociedades tenedoras de VTC al cierre de ejercicio 2017. 

La mayoría de estas mercantiles, que acumulaban un valor contable superior a las 40 millones de euros a finales de 2017, fueron incorporando licencias con el paso del tiempo. A día de hoy suman 1.257 permisos VTC, de acuerdo a la base de datos del Ministerio de Fomento

Muchos de estos permisos se consiguieron al año siguiente a través de los juzgados. Por ejemplo, las 20 licencias de Airtaxi Online SL fueron reclamadas por la vía judicial y concedidas por el Tribunal Supremo el pasado 11 de mayo. La sentencia revocaba una primera decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Madrid, dictada el 27 de enero de 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad