El Govern adjudica obras a Teyco justo después de la detención de Sumarroca

stop

Concursos

Xavier Alegret

Josep Antoni Rosell, ex director general de Infraestructures.cat, a la entrada del Juzgado de El Vendrell en octubre
Josep Antoni Rosell, ex director general de Infraestructures.cat, a la entrada del Juzgado de El Vendrell en octubre

en Barcelona, 09 de noviembre de 2015 (23:00 CET)

La maquinaria de las concesiones de la Generalitat no paró en verano, como tampoco pararon las obras adjudicadas a las empresas de la familia Sumarroca. No lo frenó el hecho de que Jordi Sumarroca fuera detenido ni que la justicia pusiera el foco en Teyco como una de las principales sospechosas del presunto pago de comisiones a cambio de obra pública.

La mesa de contratación de Infraestructures.cat, presidida por Josep Antoni Rosell, recientemente detenido en el caso 3%, aprobó el 24 de julio, día después de la detención del presidente de Teyco, adjudicar a dicha empresa unas obras en la comarca del Vallès Occidental por valor de 111.000 euros más IVA. Sólo cuatro días antes le fue adjudicado otro contrato de obras, esta vez en Tarragona, por 130.000 euros más IVA.

Las últimas adjudicaciones

La Generalitat ha publicado en los últimos días los contratos de obras públicas adjudicados en julio y agosto por Infraestuctures.cat, empresa pública catalana que se encarga de construir y reformar las obras de infraestructuras de Cataluña. Presidida por Joan Lluís Quer, su director general, Josep Antoni Rosell, fue detenido en octubre en el marco de la operación por el presunto cobro de comisiones a Convergencia (CDC) y su fundación a cambio de obra pública.

Dos meses antes, el 23 de julio, había empezado en Torredembarra dicha operación, llamada Petrum, con la detención de Jordi Sumarroca, presidente de Teyco, y del ex alcalde de dicha localidad tarraconense, Daniel Masagué.

No era la oferta más barata

Un día después de la detención de Sumarroca, se le adjudicó a su empresa un contrato de obras en el Vallès a pesar de que Teyco no presentó la mejor oferta. Según la documentación aportada por Infraestructures.cat y por Josep Antoni Rosell –quien presidía la mesa de contratación de obras–, la mejor oferta económica, presentada por VOPI-4, se consideró "presuntamente desproporcionada o anormal".

Ante esta sospecha, el ente público pidió a dicha empresa que justificase la oferta, cosa que no hizo en el plazo solicitado. Por ello, Infraestructures.cat descalificó la oferta inicialmente mejor situada y adjudicó la obra a Teyco, cuya oferta era 19.000 euros más cara que la de VOPI-4.

Contrato de 2,8 millones a Emte

Esta no fue la única adjudicación que recayó en las empresas de la familia Sumarroca, muy ligada a Jordi Pujol –el patriarca, Carles Sumarroca i Coixet, fue cofundador de CDC junto con Pujol–. Emte, participada por los Sumarroca después de su fusión con Comsa, resultó ganadora del concurso para las obras de reforma de las oficinas de la Agència Tributària de Catalunya en la Zona Franca de Barcelona.

Emte participó en el concurso en una UTE (unión temporal de empresas) con Acsa y presentaron una oferta de 2,78 millones de euros. Otras UTEs presentaron mejores ofertas económicas pero la oferta de Acsa y Emte ganó en la valoración técnica del proyecto y consiguió la mejor puntuación global.

La familia Sumarroca mantiene el 30% de Comsa Emte, que preside Jorge Miarnau, aunque la pelea entre ambas familias supuso la salida de Carles Sumarroca i Claverol de los puestos de mando de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad