La última jornada del Mobile World Congress 2019, en la que se anunció la fecha del congreso en 2020. Foto: EFE/TA

El Mobile World Congress alarga su agonía

stop

La GSMA mantiene abierta la celebración de la feria tecnológica pese a la cascada de cancelaciones de gigantes empresariales

Economía Digital

La última jornada del Mobile World Congress 2019, en la que se anunció la fecha del congreso en 2020. Foto: EFE/TA

Madrid, 12 de febrero de 2020 (14:44 CET)

Patada adelante del Mobile World Congress. La organización que corre a cargo de la GSMA ha decidido mantener la fecha de celebración del evento para finales de febrero, pese al goteo de bajas que se está produciendo en las últimas horas.

Así lo ha decidido finalmente el consejo de la GSMA en una reunión extraordinaria prevista para el viernes pero adelantada a este miércoles, según informa Reuters,. La posición de las compañías de telecomunicaciones sigue enfrentada a la de los organizadores, como se ha visualizado en las últimas horas, con las bajas de Deutsche TelekomBT y Vodafone, que representan a la parte de la industria que más poder de decisión tiene en este evento. 

“El nuevo coronavirus es una situación que cambia rápidamente y que GSMA está monitoreando de cerca. Esto incluye reunirse regularmente con expertos en salud mundiales y españoles, así como con nuestros socios, para garantizar el bienestar de los asistentes", han explicado fuentes de la organización.

La reunión se ha producido con máxima expectación por parte de los implicados. En el consejo de la GSMA, compuesto por 26 integrantes, están presentes compañías de telecomunicaciones chinas, pero también las principales firmas europeas, como Telefónica, British Telecom, Vodafone y Orange. 

Durante las úlitmas horas ha trascendido en algunos medios que la compañía francesa presidida por Stéphane Richard, que además tiene la presidencia del consejo, había decidido también retirarse del MWC. No obstante, a falta de una hora para que se produjese la reunión, fuentes internas han recalcado a este medio que no había ninguna decisión tomada. 

Este bloque de cuatro telcos estaba en permanente contacto desde hace días para decidir qué hacer finalmente ante el alarmismo generado por el coronavirus. Fuentes internas señalan que la preocupación ha aumentado con cada anuncio de retirada.

Un Mobile descafeinado

Pese a la decisión de la GSMA, entre los organizadores, tras conocer las últimas bajas de este miércoles (RakutenNokia y Deutsche Telekom), no hay dudas de que este Mobile va a quedar descafeinado si se mantiene. 

Se da por hecho que el número de asistentes (107.000 en la última edición) se reducirá al haber perdido ya cerca del 10% de la superficie ocupada. También se asume que la recaudación para la ciudad de Barcelona, que se cifra en torno a los 500 millones de euros, caerá.  

Dos factores negativos a los que hay que añadir un tercero: una agenda mediática marcada por la alerta sanitaria, que eclipsará a las presentaciones y novedades que quieran lucir las empresas. 

La GSMA se resiste a cancelar

Distintas voces consultadas coinciden al señalar que la crisis del coronavirus ha pasado por encima de la organización, pese a que no quiera suspender el evento. El GSMA, con sede en Londres, no ha dejado de dar bandazos con su posición: primero se negó a implantar medidas sanitarias y después, ante la salida de Amazon y otras empresas de renombre, implantó medidas paliativas.

Unas soluciones que, a ojos de algunas compañías que iban a estar presentes, no cambiaba nada. Las ultimas informaciones que señalaban que el periodo de incubación de la neumonía podía llegar a ser de 24 días y no de 15 echaban por el suelo algunas de las medidas de la GSMA. 

La otra clave del posicionamiento de los organizadores ha estado en el apartado económico, pues hay mucho dinero en juego en función de quien cancele su asistencia (feria o empresas). Wired ha publicado en las últimas horas que la GSMA estaba presionando al gobierno español para que declare una emergencia de salud.

¿El motivo? La organización no podía reclamar un seguro atrasado en el MWC si las autoridades catalanas no impiden que se lleve a cabo dicho evento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad